Los eclipses

Desde la antigüedad, los eclipses han sido considerados símbolos de mal agüero.
Existen numerosas anécdotas históricas en donde se narra cómo determinados pueblos hacían todo tipo de ruidos con tal de espantar al gigantesco monstruo que se tragaba al sol o a la luna, privándoles de las dos luces más fantásticas que existen en la naturaleza.

Actualmente no se les teme. Sin embargo, los eclipses pueden tener incidencia en nuestras vidas. En el plano individual, dependerá del punto de nuestra Carta Natal sobre el que se forme el eclipse. En el ámbito mundial, los eclipses suelen influir especialmente en la zona geográfica donde se proyecte su línea de sombra.

Cuando un eclipse afecta una parte importante de nuestra Carta Astral es probable que haya trastornos del sueño o de las pautas habituales de conducta. Además las emociones y los sentimientos pueden sufrir vaivenes.

Si se trata de un eclipse de sol, puede provocar incluso significativos cambios en nuestras vidas, como un cambio de casa, de trabajo, etc.

Por otra parte, los efectos de los eclipses pueden ser muy duraderos, abarcando desde unos quince días antes de su formación hasta casi un mes después en los eclipses de luna; y desde unos meses antes hasta varios meses después en los de sol.

Por último, cabe señalar que no conviene mirar directamente o con el ojo desnudo un eclipse de sol. Hay que proveerse de filtros adecuados, con los que tengamos la completa seguridad de que no dejarán pasar los rayos ultravioletas e infrarrojos del sol, ya que pueden producir graves daños oculares, incluso ceguera.

2 comentarios para “Los eclipses”

  1. Laurita dice:

    Estoy preocupada, mi hija nació bajo un eclipse de sol, eso quiere decir que tendrá una vida desgraciada ? ahora es pequeñita pero me preocupa por su futuro. Me puedes decir algo?

  2. Marcela dice:

    Hola Laurita, por favor no te preocupes sin sentido. Primero porque el hecho de que haya nacido bajo un eclipse no es causa suficiente y necesaria para que tu niña tenga una vida desgraciada; y segundo porque nadie puede decirte que una personita que tiene todo su potencial para ser una reina, tendrá una vida desgraciada, sólo por haber nacido bajo un eclipse. Lo único que puede darte una orientación bastante más aproximada a la realidad es una carta natal, porque ésta te dará información acerca de su naturaleza energética, de sus inclinaciones, de las facilidades y aprendizajes que recibirá en su camino. Sería de gran ayuda para tí tener ese conocimiento, ya que te posibilitaría acompañarla comprendiendo mucho más sus talentos (para estimularlos) y sus debilidades (para atenuarlas). Que ambas tengan una maravillosa vida.

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.