El árbol de la purificación

El cedro es un árbol de tronco muy grueso y de una madera rojiza muy aromática, que sobrepasa los 30 metros de altura. Su madera es utilizada en sarcófagos y cajas mortuorias ya que tiene la propiedad de no podrirse, además de que su fragancia es capaz de alejar gusanos y otros insectos.

Este árbol es conocido como “el árbol de la purificación”, y se lo nombra numerosas veces en la Biblia, según el Antiguo Testamento, su madera fue utilizada en la construcción del Templo de Jerusalén.

En aromaterapia tiene aplicaciones saludables, ya que las sustancias extraídas de su madera tienen propiedades antisépticas muy favorables para los problemas de piel. El humo que emana de una ramita de cedro encendida, sirve para protegerse de las pesadillas y de las malas vibraciones y los inciensos de cedro suelen ser utilizada en los rituales para favorecer la claridad mental. El desarrollo de las capacidades psíquicas puede ser beneficiado cuando se queman hojas y piñas de este árbol.

El cedro rojo, que crece en países de Centroamérica y en México es utilizado con frecuencia para malestares dentales, para ello se debe colocar un poco de raíz molida en el lugar afectado.

Para bajar la fiebre se podrán realizar baños con el agua en la que se hayan hervido ramas troceadas de cedro. Para terminar con la diarrea y para eliminar los parásitos, se debe beber el agua en la que se hayan podido hervir un par de hojas y una porción de raíz de cedro.

Las hojas machacadas sirven para eliminar las manchas blancas de la piel, para ello se las deberá aplicar en la zona afectada, cubriéndola con una gasa para que se mantengan fijas en el lugar. Si realizamos cataplasmas con la raíz machacada, se podrán curar heridas que pueden llegar a infectarse.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Un comentario para “El árbol de la purificación”

  1. arnulfa lopez dice:

    que buenos los tips gracias

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.