Bases de la consulta de Tarot

El significado de las cartas y las combinaciones del Tarot facilita la consulta pero al mismo tiempo son necesarios otros conocimientos relacionados con la psicología, autoayuda, terapias holísticas, etc. Las bases de una consulta exitosa son:

Respeto mutuo: cortesía, tolerancia y confianza entre el tarotista y el consultante. Así se pueden lograr encuentros positivos de mucho crecimiento para ambos, en una armonía y conexión que promueven el bienestar y un efecto evolutivo. Las normas de cortesía y educación hacen que ambos participantes se sientan satisfechos y agradados; para crear este ambiente cordial y respetuoso se deben evitar las palabras fuera de lugar o vulgares, ya que por una cuestión de acompasamiento y búsqueda de sintonía, el consultante se adapta automáticamente a las actitudes del tarotista.

Concentración: Se deben evitar también las conversaciones sobre temas banales porque distraen y desvían el centro de interés. Sin acartonamiento ni actitudes forzadas, el tarotista debe tomar el control de la conversación y orientarla hacia los temas pertinentes. De más está decir que se debe eludir el chisme y cualquier tema que disperse la energía o impida la concentración.

Actitud relajada y perceptiva: durante la sesión de Tarot se pueden realizar ejercicios de relajación y respiración, para mantener la serenidad y una actitud despierta y perceptiva. Si la consulta es a solas la relajación ayuda a establecer la conexión interior, y si es en presencia del consultante, la tranquilidad permite captar señales que, de otra manera, hubieran pasado desapercibidas. El tarotista debe agudizar su perceptividad para captar los gestos (sonrisas, un ceño apenas fruncido, una lágrima casi imperceptible) que en definitiva son señales clave para penetrar en lo insondable del alma humana.

Sinceridad y responsabilidad: la sinceridad no implica imprudencia o crueldad; ser sincero es decir la verdad tal como ésta se revela, combinada con el respeto y responsabilidad que permiten decir lo que se debe sin causar dolor u ofender. A esto se denomina tener una actitud “asertiva”, desde el momento en que el tarotista anunciará lo que el Tarot le advierte, sea o no agradable. Esa información no pertenece al tarotista sino que éste es un canal, un intérprete de lo que dicen las cartas; pero lo que sí decide el tarotista, es cómo transmite esa información, asumiendo la responsabilidad acerca de cada palabra y cada consejo.

Intención útil y digna: Tratar de percibir las intenciones ocultas de la pregunta; si advierte que detrás de la ingenuidad o inocencia de una pregunta se esconde un sentimiento innoble, un deseo mezquino o destructivo, con su actitud debe desarticular esa intención trocándola en una motivación verdadera. El egoísmo y la maldad nunca deben guiar la sesión empañando la “práctica de luz” que es el Tarot.

No especulación: Seguramente tu servicio amerita una compensación, que puede ser en dinero o bien útil; esto no se pone en duda y es justo que el tarotista reciba algo a cambio de la energía y conocimiento que brinda, pero lo que no se debe hacer es especular, aprovecharse de la ignorancia o del dolor de las personas.

Regla de oro: “Lee el tarot a otros como te gustaría que te lo leyeran a tí”.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

2 comentarios para “Bases de la consulta de Tarot”

  1. TANIA dice:

    me gustaria saber las combinaciones que hay sobre embarazo, porque consulto a las cartas pero no entiendo su significado.¡ la verdad es que no sé tirarlas!

  2. deifer dice:

    leo el tarot quisiera saber como protegerme de los portales que uno habre con esto y porque persivo en mi cuerpo las enfermedades de los consultantes y si tiene que ver con esto.gracias porfa responde lo necesito,que los angeles os iluminen.

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.