Imágenes primordiales del Tarot

Los Arcanos o claves son 22 representaciones simbólicas en las que la figura y el color se encuentran en determinadas proporciones representando los valores más altos de los actos y sentimientos. Según el diccionario de la Real Academia Española, “arcano” significa algo secreto, recóndito, reservado o muy reservado y de importancia; también un misterio, algo oculto y muy difícil de conocer.

Por ello debemos tratar de llegar mediante la interpretación y la intuición, a la sabiduría que está dentro de nosotros mismos, para deducir el significado de cada uno de ellos.Los Arcanos representan Arquetipos, es decir fuerzas psicológicas e intuitivas que, operando desde la profundidad de la psiquis, forman y marcan para siempre la personalidad.

Métodos de interpretación.

1.- Grupos de Los Arcanos mayores: Del 1 al 7: “La Conciencia”, lo externo que contiene la vida. Son los símbolos y arquetipos más fuertes. Del 8 al 14: “El Subconciente”, búsqueda interna para descubrir quienes somos. Del 15 al 21: “La Superconciencia”, desarrollo de la conciencia espiritual.

2.- La ruta de los grandes Arquetipos: EL MAGO dice “yo soy”. Transformador, marca los comienzos. LA SACERDOTISA dice “yo me encarno”. El reposo antes de iniciar el camino, procesamiento de la información. LA EMPERATRIZ dice “yo nazco”. Madre, abrigo, alimento y protección. EL EMPERADOR dice “yo me incorporo y actúo en el mundo”. Padre, autoridad, límites, orden, acción. EL SUMO SACERDOTE dice “yo aprendo y me integro”. Aprendizaje formal, comunicación y normas de la sociedad. LOS ENAMORADOS dice “yo decido, yo elijo, yo me equivoco”. Vinculados a la adolescencia, los comienzos, la elección y el amor, las primeras decisiones y por lo tanto la posibilidad de equivocarse. EL CARRO dice “yo conduzco mi vida”. Madurez, fin de una etapa, conciencia de sí mismo y sus limitaciones.

3.- La ruta de las siete tareas del desarrollo personal: Primera tarea: LA FUERZA. Reconocimiento de las fuerzas contradictorias, asumiendo esas tensiones mediante un proceso de aprendizaje. Segunda tarea: EL ERMITAÑO. Aceptación de que se puede tomar contacto con la sabiduría y desde allí entregar la luz interior. Tercera tarea: LA RUEDA DE LA FORTUNA. El mundo gira más allá de la propia voluntad y se debe descubrir su ritmo y su sentido. Cuarta tarea: LA JUSTICIA. Reconocer que la resolución de los problemas pasa por el equilibrio interno y externo, la estructura, los valores y las decisiones en un marco de formalidad. Quinta tarea: EL COLGADO. Capacidad para ver la realidad desde otros punto de vista, presentarse en forma diferente, hacer un alto en la vida y someter a crisis el entorno, aunque ello implique sacrificios. Sexta tarea: LA MUERTE. Gestar, asumir y conducir el propio cambio. Séptima tarea: LA TEMPLANZA. Es el resultado del cambio, la capacidad para asumir la armonía interior, sostener lo que a otros parece imposible y combinar adecuadamente.

4.- La ruta de los siete grandes desafíos: Primer desafío: EL DIABLO. Conocer mis miedos ocultos, obsesiones y culpas, aproximación a lo más complicado, elemental o bajo de la personalidad. Segundo desafío: LA TORRE. Libertad y aceptación, construcción sobre bases sólidas. Tercer desafío: LA ESTRELLA. Conexión con el inconsciente, remoción de lo necesario en busca de la verdad más elemental, confianza en las oportunidades. Cuarto desafío: LA LUNA. Conexión con la cara oculta de la realidad y las distorsiones en la acción en el mundo, es la carta de la intuición. Quinto desafío: EL SOL. Brillar; asumir el desafío en todas sus dimensiones, con lo bueno y lo malo. Conciencia de la capacidad de dar pero también de la exposición. Sexto desafío y antesala: EL JUICIO. Antesala de la realización, despertar, renovar y perdonar. Habla de asumir que hay quienes resucitarán y quienes no, que no toda la apariencia es realidad y saber discernir. Séptimo desafío: EL MUNDO. Autorrealización e integración, coronación, etapa final, la última vuelta, la sabiduría, la palabra, la verdad, la integración, lo masculino y femenino en un solo acto.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.