Tarot y Astrología

Al igual que con la Numerología, el Tarot se relaciona con la Astrología; no es un Tarot diferente aunque algunos hablan de un Tarot Astrológico, sino que es el mismo ya que la Astrología también se basa en arquetipos y en principios de orden universal como el Tarot; quizás a veces con un diseño un poco diferente, poniendo el énfasis en la perspectiva astrológica mediante símbolos y relaciones.

Los arquetipos de la Astrología derivan de la mitología greco-romana, de manera que el conocimiento de los símbolos y nociones básicas de Astrología puede realizar lecturas de Tarot desde una perspectiva astrológica, aportando ambos saberes a una interpretación más amplia de la lectura de las cartas del Tarot.

Los símbolos astrológicos son complejos y se hallan enraizados con la psicología profunda del ser humano, por eso las combinaciones e interrelaciones permiten una gama casi infinita de lecturas, no rígida ni excluyente y la mayoría de las veces sorprendentemente precisa.

La denominación de los planetas ya nos ubica en los arquetipos universales contenidos en la mitología: Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Neptuno; a la vez que el concepto de las casas astrológicas, las 12 áreas en que se divide la rueda zodiacal o cosmograma, representan los temas primarios en que se puede subdividir la vida humana.

El Tarot posee 22 Arcanos Mayores y 56 Menores. Los Mayores se relacionan con los 12 signos y 8 planetas más el Sol y la Luna, considerados como planetas por la Astrología. De esta manera tenemos los planetas fundamentales: el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. Por su parte los Arcanos Menores se dividen en 4 series vinculadas a los elementos aristotélicos empleados en Astrología: bastos (símbolo de fuego), oros (tierra), espadas (aire) y copas (agua).

Desde la perspectiva de los Arcanos Mayores, el Sol es la estrella central de nuestro sistema y la Luna es el satélite natural de la Tierra. La Astrología considera a la Tierra como centro del sistema simbólico y todo gira a su alrededor, radicando en ella al individuo. Al momento de estudiar o consultar podemos relacionar cada carta con el signo, el planeta y la casa ya que están asociadas entre sí y esto agrega un contenido muy rico y esclarecedor a la lectura.

En algunas cartas esta relación puede establecerse fácilmente, por ejemplo cuando el nombre de la carta coincide con el planeta, es el caso de El Sol que es el símbolo del yo, la voluntad, la fuerza, vitalidad, la autoridad, curación calidez y orgullo, lealtad, símbolo de masculinidad, y La Luna que representa el hogar, la familia, maternidad, la madre, fecundidad, intuición, adaptación y sumisión, servicio, feminidad.

En otras la relación no es tan directa. El Ermitaño, por ser el anciano del Tarot, se relaciona con Saturno (Cronos); astrológicamente, representa las restricciones, limitaciones, renuncia, disciplina, responsabilidad, trabajo duro. Saturno y El Ermitaño simbolizan al gran maestro.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.