El Cartomántico II

El adivino contemporáneo tiene muy poco que ver con aquella imagen majestuosa de los augures y las pitonisas, o con los nigromantes caricaturizados que todavía aparecen en periódicos o películas, entre culebras embalsamadas y bolas de cristal.

Pero más allá de su apariencia formal, el cartomántico no debe olvidar que su propio nombre alude a un plano de la conciencia donde el conocimiento reconoce su finitud, la precariedad de sus certezas.
Por ello tanto debe dominar la baraja como a sí mismo, alcanzando un perfecto conocimiento de sus aptitudes suprasensoriales.

Debe tener en cuenta que las cartas no “hablan” sino a través de la energía psíquica del cartomántico y se expresan en función de esa energía y la emitida por el consultante. Por ello nunca la misma carta significará lo mismo en manos de un experto que de un principiante, y también dependerá esa interpretación de la situación particular, las aptitudes del adivino y su grado de preparación.

Por lo expuesto, será fácil comprender que la concentración e intuición del cartomántico jugará un papel central en el resultado final de la consulta. Concentración que debe ser total en cada ocasión y para cada carta, de manera que pueda ser captado toda la energía que fluye de ella.

Existen supuestos cartománticos que para disimular su falta de conocimiento o para impresionar a posibles consultantes ridiculizan el arte de la cartomancia, exhibiéndose con ropajes pintorescos o preparando una escenografía exagerada en el momento de la consulta.

Se debe desconfiar de estos personajes, ya que un auténtico cartomántico, un profesional que domine este arte-ciencia no pone el acento en la imagen, en lo exterior, sino en lo que puede dar con su real capacidad.
La sobriedad y sencillez son la demostración de la seriedad de quien ejerce su intuición a través del Tarot, pues sabe de sus dotes especiales para penetrar en el Yo íntimo y en el Futuro que le aguarda.

La mejor forma de realizar una sesión de Tarot es sentándose a la mesa, teniendo a sus espaldas el mueble donde guarda sus implementos, procurando transmitir concentrarse en las cartas y el consultante sentado enfrente. También el consultante debe estar cómodo, sin presiones, para estimular su disposición a abrir las puertas de su Ser, sin miedo a lo que pueda descubrir o encontrar.

Aquí surge otro factor importante para el éxito de la consulta, y es la necesidad de mantener previamente un diálogo, en determinadas condiciones, que permitirá establecer un nivel de comunicación previo a lo que habrá de suceder.

Se requiere un ambiente tranquilo, sin ruidos ni personas yendo y viniendo, ni siquiera música; solamente silencio y concentración, para lograr una comunicación superior.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

6 comentarios para “El Cartomántico II”

  1. Maria Evangelina dice:

    Hace unos dias llame por telefono a las líneas de otro portal y la tarotista que me atendió me dijo que iba a sufrir la pérdida de un ser querido. Me quedé muy mal, muy angustiada y no puedo dejar de pensar en ello. Todo el tiempo tengo el impulso de volver a llamar a otro tarotista con la esperanza de poder escuchar que eso que me dijo la primera son mentiras y me da tanto miedo de que me digan lo mismo que por eso no llamo. A veces pienso que si me llega a suceder realmente, me va a causar demasiada impresión. Saludos.

  2. Marcela dice:

    Querida Maria, no tienes que ponerte mal y debes poder olvidarte a la brevedad de aquello que has escuchado. No acostumbro a hablar mal de mis colegas simplemente porque no corresponde, aunque debo decirte que no se debe decir aquello negativo o traumático que se ve en las cartas, a no ser que el consultante pregunte especialmente porque tiene un familiar enfermo muy grave y ya siente que se acerca el final; o porque tiene sus sospechas en caso de infidelidad. Estamos preparados para escuchar, aquello sobre lo que consultamos, todo lo demás, sólo nos genera impotencia y angustia. Además se debe tener en cuenta que somos humanos, podemos equivocarnos y de hecho, algunas veces nos sucede, ahora un error en la interpretación de una tirada puede desencadenar un drama pasional, si el tarotista peca por hablar de más. Hay que ser sumamente respetuoso y cauto con aquello que se le dice al consultante; porque toma nuestros servicios para que los orientemos y contengamos, no para que los angustiemos. Olvídalo, y cuando necesites una guía, te pones en contacto con nuestro gabinete. Cariños.

  3. Lourdes dice:

    En primer lugar que soy una de esas personas que no creen demasiado en este tipo de cosas, sin animo de ofender ni faltar el respeto a nadie, ni por aquí ni en ningun lugar. Ante todo respeto, mi lema és..nunca hagas aquello que no te gustaría que te hiciesen a ti.
    Hay una persona que dice ser “amiga” que me quiere mal, contar muchas de las cosas que he visto o percibo seria algo muy largo de contar y si no digo nada esta claro que no se sabria cual es el problema. Intentaré hacer un pequeño resumen, uff!! lo siento estoy bloqueada. Si alguien tuviese la amabilidad de ponerse mediante mi correo en contacto conmigo, le explicaría paso a paso lo que me ocurre. Necesito ayuda, por favor no dejeis este comentario olvidado en el vacio. Os necesito
    Un Saludo
    Lourdes

  4. marcela dice:

    Hola Lourdes, gracias por acompañarnos y ya ves que no dejamos los comentarios olvidados, por el contrario, apreciamos mucho la participación de ustedes aquí. Debes solicitar una consulta por medio del sitio y a la mayor brevedad, nos pondremos en contacto contigo e intentaremos ayudarte. Quizás podamos mostrarte en la práctica que todo aquello que expresamos aquí, forma parte de la realidad tan concreta como la que nuestros sentidos pueden percibir. Espero saber de tí. Cariños.

  5. luis felipe dice:

    quiro q me ayude por una perdida de dinero q tuve el 12 enero del2010

  6. jorge domingo nanni dice:

    hola yo creo pero nesecito saber de mi papa si esta bien o de mi familia completa

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.