El Cartomántico I

El profesor Gilbert Durand de la Universidad de Grenoble ha dicho que “Por su universalidad, su perennidad y la variedad de sus instrumentos y de sus técnicas se puede afirmar que la adivinación constituye un capítulo clave de la antropología cultural”.

Es que la adivinación, a caballo entre la religión y la magia, cubre un vasto término medio entre ambas disciplinas, en casi todas las culturas. Actualmente se vive un renacido interés por estas investigaciones y en la concepción moderna, las disciplinas esotéricas han sido dotadas de una semántica, un rigor y una precisión casi matemáticos.

Desde este punto de vista, las personas que quieran dedicarse al Tarot deben destinar gran parte de su energía física y psíquica y además tener una predisposición y actitud innatas a favor del esfuerzo que están por hacer. Si se quiere habrá que hablar de un talento especial, como el “estro” de los poetas o el “oído” de los músicos, pero que también se desarrolla en gran parte gracias al esfuerzo y la tenacidad, para establecer ciertos niveles de comunicación suprasensorial.

Es que así como al poeta, al músico y a cualquier otra persona con un talento o capacidad especial para alguna actividad humana, no les basta con ese talento sino que deben desarrollarlo para aprovecharlo en toda su capacidad, también el cartomántico debe familiarizarse con el arte de la adivinación por las cartas, para que ninguna de ellas pueda presentarle la menor duda en su interpretación.

Durante la sesión de Tarot se debe establecer un contacto psíquico con el consultante y extrasensorialmente con la energía de ambos para poder transmitirla a la baraja, por ello el cartomántico debe poseer esa capacidad extraordinaria.

Un simple aficionado puede “echar” las cartas y llegar incluso a obtener un aceptable número de aciertos; esto no está fuera de las probabilidades o del azar. Pero si es así, el futuro cartomántico deberá analizar para conocer si tiene esa facultad especial y fortalecerla con su adiestramiento.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

3 comentarios para “El Cartomántico I”

  1. pame dice:

    hola:
    Saludos a todos
    Leía este articulo, y quería comentar que hace 5 años que manejo 3 barajas de tarot en mi pieza, las tengo porque me gustan las imágenes, también las leo de vez en cuando, dicen que acierto bastante y con muchos detalles, pero no lo recuerdo después que termino.Siento que tengo bastante facilidad con el de marsella, a pesar que ese trae pocas imágenes y no me gusta tanto como los otros. El el problema es que como no he estudiado del tema cuando estiro la baraja y las interpreto me aparece demasiada información. de una persona, no se si tendrán an algún dato para evitar eso o ser mas ordenada.
    En mi casa no les gusta que la lea porque al parecer, después aparecen muchas energías sueltas, parecidas a fantasmas y cuesta sacarlas, y
    a veces atacan a mis mascota talves hay que progerse pero tampoco se como hacerlo.
    De todas formas en mi pieza siempre hay energías me acuerdo desde que era chica y me cambiado muchas veces de casa y cuidad pero por trabajo, los que se quedan no pueden dormir porque dicen que los molestan les esconden las cosas etc, también tengo mucha mas facilidad para interpretar fotografías, a una señora q me entrego la foto le dije que estaba embarazada, no creyeron porque ella tenia mas de 40 y hijos demasiado de 20 años pero asi resulto.

    tal vez tengan algún dato que me sirva para proteger de esas energias
    gracias

  2. karla dice:

    hola a mi me paso algo similar yo compre un libro y unas cartas y cuando lo estudie le lei las cartas a una amiga y despues que termine nos espantaron oia que alguien nos chitiaba en el oido y por sierto todo lo que le dije salio verdad yo no lo creia pero si paso.

  3. Yahoouj dice:

    Really good work about this website was done. Keep trying more – thanks!

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.