¿Quién puede echar el Tarot?

tarot

tarot

El Tarot, que dentro de la cartomancia es el juego más complejo y especializado, y como dijo Roger Caillois, “un excelente entrenamiento para imaginar justamente”, Su objetivo es intentar vaticinar el futuro desde un pasado mítico y misterioso, mediante un arte que se desarrolla en base al conocimiento, la observación y la intuición.

Ahora bien, ¿quiénes pueden desarrollar este arte? ¿Todos estamos capacitados para hacerlo, tenemos las facultades necesarias? ¿O se debe ser adivino o clarividente? Si sabemos hacerlo, ¿podemos echar nuestras propias cartas?

En verdad la única condición para poder echar las cartas de Tarot es tener el deseo y vocación de hacerlo, pero el cartomántico debe alimentar este deseo acrecentando su cultura, conocimientos y experiencia, para llevar adelante la mejor interpretación de las láminas, con métodos más o menos complejos.

Si deseas adentrarte en este mundo fantástico, te recomendamos aprender la simbología y estimular constantemente tu memoria, imaginación y sentido de la visualización.
Debemos tener presente que cuando hacemos una pregunta al Tarot, el inconsciente se pone en acción y casi sin darnos cuenta elegimos las imágenes que parecen dar respuesta a los interrogantes que se plantean.

Para estimular esta acción inconsciente debemos crear un ambiente tranquilo, relajado, para allanar el camino tanto a la expresión y transmisión de mensajes como a la claridad de la interpretación.

Habrá días mejores y no tan buenos, como en toda actividad. Si estamos en un día bajo, debemos concentrarnos y seguir adelante, con paciencia y tenacidad para superar posibles bloqueos, fortaleciendo la confianza en uno mismo.

En este sentido, tengamos presente que el oficio del tarotista es la imaginación, que cabalga en el límite entre lo conocido y lo conjetural y es capaz de verbaliza sus intuiciones.
Las cartas del Tarot juegan entonces el mágico papel de intermediarias en un juego apasionante, en el que la sensibilidad de una persona abre a otra el inagotable mundo de lo imaginario.

Desde este punto de vista, echar las cartas de Tarot está lejos de ser una actividad mecanicista sino que es un acto de creación y comunicación, un diálogo inteligente y sutil entre dos seres humanos para llegar a la verdad que duerme en el fondo de sus corazones.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

2 comentarios para “¿Quién puede echar el Tarot?”

  1. Isabel dice:

    Desde hace muchos años he estudiado tarot y muchas veces comencé a ejercitarlo y por distintos motivos he tenido que dejar de hacerlo.
    Ahora hace un tiempo que estoy deprimida y mi médico me recomendó que dejara de hacerlo porque no me ayudaría a salir de mi angustia.
    Crees que alguna vez podré retomarlo? Gracias y un abrazo.

  2. Marcela dice:

    Querida Isabel, lamento que no te sientas bien y estoy segura que siempre se puede volver a empezar. Lo importante es esa chispa de deseo que nos va empujando desde bien adentro para que vayamos proyectando la forma en que podemos ir saliendo de nuestras crisis para dirigirnos al camino que nos permita hacer realidad nuestros anhelos. Imagino que si tu médico te ha recomendado dejarlo, debe ser precisamente porque este es un tiempo que debes dedicarlo en exclusividad al cuidado de tu persona y tu salud. Por otra parte, tu sabes que el Tarot es una herramienta que sirve básicamente de ayuda y orientación; si tu, quien vas a echarlo no te encuentras en óptimo estado, no podrás ayudar a otros a clarificar sus ideas; razón por la cual considero lógico y necesario que ahora te ocupes de tí y cuando te sientas con fuerzas nuevamente, podrás retomar estoy segura que en mejores condiciones de cuando lo dejaste. Te deseo lo mejor y adelante con muchas ganas!

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.