Archivo de la categoría ‘Tarot’

Tarot y numerología

Domingo, 14 de junio de 2009

El Tarot y la Numerología están muy relacionados ya que los significados de los arcanos del Tarot responden a los mensajes secretos de los números. La base numerológica permite comprender el mensaje de cada carta del Tarot, estableciendo una relación entre el significado de los números y su correspondencia con el Tarot.

Según la Numerología, cada número natural, es decir hasta el 9, tiene un significado, transmite una vibración asociada a cualidades y lo mismo sucede con el Tarot, insertándose en la numerología occidental.

Cero: símbolo del absoluto, de la No-cosa, de la luz ilimitada, raíz de todas las cosas. Es la energía pura, por encima y más allá del pensamiento, la Superconsciencia. Se corresponde con El Loco, espíritu puro, ser entregado a la experiencia de conocer sin barreras, sin límites. El ser puro, como el niño, sin influencias externas que lo afecten.

Uno: unidad, comienzo, iniciativa, originalidad. La consciencia del YO SOY, el ser capaz de realizar su creación a través de iniciativas propias. Es liderazgo, independencia de criterio, voluntad. Se corresponde con El Mago, mercurial (mental), dinámico, que maneja con habilidad los elementos y dice “Hágase mi voluntad” porque se sabe creador (YO SOY).

Dos: par, dúo, duplicación, receptividad, equilibrio de opuestos; su correspondencia en el Tarot es La Sacerdotisa, intuitiva, meditadora, conocedora de la esencia humana, la que observa la dualidad, la entiende y equilibra.

Tres: incremento, desarrollo, crecimiento, despliegue y por lo tanto, expresión. Representa el desarrollo real hacia fuera de los principios del Uno por el Dos. Su equivalente en el Tarot es La Emperatriz, madre fértil, como la tierra, como la naturaleza toda, da vida a las ideas concebidas por la Sacerdotisa. La energía femenina activa y productiva.

Cuatro: orden, medida, clasificación, registro, tabulación y demás. Símbolo del orden abstracto universal. En las cartas de Tarot es El Emperador, representación del padre, la autoridad que organiza, quien pone orden y da forma; protege y vigila, dirige y evalúa. El estratega y el conductor.

Cinco: mediación, adaptación, medio, actividad e ideas similares. Ley dinámica que procede del Orden Abstracto. Es el Sumo Sacerdote, puente entre Dios y los hombres, el comunicador, el guía espiritual, la institución y la educación. El Mediador que administra sacramentos y comunica la tradición dentro de los límites de la libertad que le confiere su jerarquía.

Seis: equilibrio, simetría, contrapeso, belleza, armonía de los opuestos, reciprocidad, actividades complementarias, polaridad, amor. Son Los Enamorados, es decir los opuestos que se complementan a través de le entrega de cuerpo y alma, pero también el libre albedrío, la elección de un camino frente a la encrucijada.

Siete: protección, resguardo, seguridad, victoria. Dominio de la mente, autonomía. Equivale al Carro, que representa un guerrero que avanza victorioso en medio de los obstáculos. Sus armas son la sabiduría y conciencia de ser el protector de la ciudad, de las ideas, de su propio camino de ascenso espiritual, superando la dualidad.

Ocho: vibración, flujo y reflujo de las ideas. Causa y efecto. Control y dominio. Se corresponde con La Fuerza el dominio interior, vencer las propias limitaciones, las pasiones y dependencias, nuestra propia sombra, representada en una fuerza animal, irracional y salvaje.

Nueve: consumación, cumplimiento, la meta, el final de un ciclo de actividad. Servicio. En las cartas de Tarot lo encontramos en El Ermitaño, figura del maestro, guía silencioso que conduce a otros con su lámpara. Humilde y consciente de su función de servicio y entrega. La experiencia producto de los años. El guía ejemplar.

Diez: perfección y dominio. Cierre de ciclo. Retorno a la unidad. En Numerología los números compuestos por dos dígitos se suman para llegar a uno solo (suma teosófica), en este caso: 10=1+0=1. Equivale a La Rueda de la fortuna, el gran ciclo de la vida con sus altibajos, la evolución que se logra a través del movimiento permanente.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Bases de la consulta de Tarot

Sábado, 13 de junio de 2009

El significado de las cartas y las combinaciones del Tarot facilita la consulta pero al mismo tiempo son necesarios otros conocimientos relacionados con la psicología, autoayuda, terapias holísticas, etc. Las bases de una consulta exitosa son:

Respeto mutuo: cortesía, tolerancia y confianza entre el tarotista y el consultante. Así se pueden lograr encuentros positivos de mucho crecimiento para ambos, en una armonía y conexión que promueven el bienestar y un efecto evolutivo. Las normas de cortesía y educación hacen que ambos participantes se sientan satisfechos y agradados; para crear este ambiente cordial y respetuoso se deben evitar las palabras fuera de lugar o vulgares, ya que por una cuestión de acompasamiento y búsqueda de sintonía, el consultante se adapta automáticamente a las actitudes del tarotista.

Concentración: Se deben evitar también las conversaciones sobre temas banales porque distraen y desvían el centro de interés. Sin acartonamiento ni actitudes forzadas, el tarotista debe tomar el control de la conversación y orientarla hacia los temas pertinentes. De más está decir que se debe eludir el chisme y cualquier tema que disperse la energía o impida la concentración.

Actitud relajada y perceptiva: durante la sesión de Tarot se pueden realizar ejercicios de relajación y respiración, para mantener la serenidad y una actitud despierta y perceptiva. Si la consulta es a solas la relajación ayuda a establecer la conexión interior, y si es en presencia del consultante, la tranquilidad permite captar señales que, de otra manera, hubieran pasado desapercibidas. El tarotista debe agudizar su perceptividad para captar los gestos (sonrisas, un ceño apenas fruncido, una lágrima casi imperceptible) que en definitiva son señales clave para penetrar en lo insondable del alma humana.

Sinceridad y responsabilidad: la sinceridad no implica imprudencia o crueldad; ser sincero es decir la verdad tal como ésta se revela, combinada con el respeto y responsabilidad que permiten decir lo que se debe sin causar dolor u ofender. A esto se denomina tener una actitud “asertiva”, desde el momento en que el tarotista anunciará lo que el Tarot le advierte, sea o no agradable. Esa información no pertenece al tarotista sino que éste es un canal, un intérprete de lo que dicen las cartas; pero lo que sí decide el tarotista, es cómo transmite esa información, asumiendo la responsabilidad acerca de cada palabra y cada consejo.

Intención útil y digna: Tratar de percibir las intenciones ocultas de la pregunta; si advierte que detrás de la ingenuidad o inocencia de una pregunta se esconde un sentimiento innoble, un deseo mezquino o destructivo, con su actitud debe desarticular esa intención trocándola en una motivación verdadera. El egoísmo y la maldad nunca deben guiar la sesión empañando la “práctica de luz” que es el Tarot.

No especulación: Seguramente tu servicio amerita una compensación, que puede ser en dinero o bien útil; esto no se pone en duda y es justo que el tarotista reciba algo a cambio de la energía y conocimiento que brinda, pero lo que no se debe hacer es especular, aprovecharse de la ignorancia o del dolor de las personas.

Regla de oro: “Lee el tarot a otros como te gustaría que te lo leyeran a tí”.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

La Ética del Tarot

Viernes, 12 de junio de 2009

Cuando alguien se prepara para el estudio del Tarot debe ser conciente de la responsabilidad que asume y para actuar con profesionalismo debe desarrollar o adquirir un compromiso ético. Es que mediante el Tarot podrá asomarse al mundo interior de las personas e intervenir en él. La ética es tanto más importante considerando que el Tarot está relacionado con lo interno del Ser, con el alma humana.

El tarotista debe estar guiado por su corazón, actuar con intención de servicio, saber que está cumpliendo una misión y dando apoyo a otras personas. Estas conductas se deben adquirir desde el comienzo, desde el inicio mismo de la formación de quien incursiona en el Tarot. Estos valores se fortalecen especialmente con el estudio y reelaboración permanentes del Tarot. Nunca se llega a saber todo; el progreso de la ciencia y la técnica se alcanzan porque los científicos y los investigadores nunca se dan por satisfechos.

Cada respuesta despierta mil preguntas que requieren ser respondidas, y las nuevas respuestas promueven las invenciones, permiten corregir errores del pasado, cambian los paradigmas. Para no estancarse, el tarotista o cualquiera que se dedique a cualquier actividad nunca debe dejar de estudiar y prepararse, y así encontrará nuevos estímulos en el consejo de los que más saben.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Dudas de los consultantes del Tarot

Jueves, 11 de junio de 2009


Decía Eliphas Lévi: “La única limitación del Tarot está en quien lo lee”. Pero, además, hay implícitas otras cuestiones que están relacionadas con las consultas que el Tarotista puede responder. En este sentido, se debe transmitir a quien consulta que sus preguntas o dudas deben estar relacionadas con temas que sean directamente de su incumbencia, pues de otra manera se caería en la imprudencia, la indiscreción y hasta la insidia.

A veces el Tarot lleva a alguna conclusión o directamente relacionada con la pregunta, pero proporciona ayuda para resolver el problema planteado o brinda una visión o una información que quizás no se buscaba o no se tenía en cuenta pero era necesaria. Lo principal es que la pregunta refleje algo que la persona necesita saber y la respuesta le debe ayudar a ver más claro el panorama.

¿Se puede ver el futuro mediante el Tarot? El futuro es señalado por el pasado y el presente. El Tarotista entra en contacto con el pasado y el presente del consultante y ejercitando su intuición y su perceptividad puede “visualizar” la tendencia, hacia dónde irá en el futuro la vida de esa persona; pero desde ya que el futuro está en manos del consultante y no del tarotista. Durante la consulta, se procura que la persona aumente su nivel de conciencia y su capacidad para tomar decisiones. Sobre el futuro no hay nada escrito ni nada es inexorable; cada uno decide como sigue su “guión”, cómo lo cumple, cada uno construye su futuro, como co-creador de su destino que es.

¿Puede el Tarot transmitir energías negativas? Muchas personas creen que el Tarot es una suerte de portal hacia el más allá o una forma de conectarse con fuerzas desconocidas, predisponiéndose negativamente hacia el Tarot, por pensar que se hallan frente a una amenaza. Con esta actitud parece casi inevitable que exista un ambiente defensivo, de sospecha durante la lectura, situación realmente inquietante que lo único que hará será cargar de “negatividad” tanto al consultante como al tarotista.

Por ello es importante comprender al Tarot como un medio de reconocimiento y orientación, un espacio para compartir inquietudes y en definitiva, un espejo que nos refleja tal cual somos.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

La baraja española como un tarot reducido

Miércoles, 10 de junio de 2009

Es fácil reconocer que la Baraja Española, compuesta por cuarenta naipes de cuatro figuras: bastos, oros, espadas y copas, es una derivación del Tarot antiguo, ya que en la Edad Media eran perseguidas todas las formas del paganismo a juicio de la Inquisición y eran comunes los juicios y condenas incluso a muerte, de “brujos” y “herejes”. Entre esas prácticas condenables estaba por supuesto la adivinación mediante cartas, inmediatamente relacionada con la brujería.

El Tarot conocido en aquéllos tiempos estaba compuesto por 22 arcanos mayores que eran celosamente custodiados, mientras que los 56 arcanos menores, es decir las cartas de bastos, oros, espadas y copas se redujeron a los 40 que hoy conocemos: 4 series de 7 cartas numeradas (del As a 7), Sota (o paje), Caballo (o Caballero) y Rey, suprimiéndose las cartas del 8 al 10 y las Reinas.

Para no provocar la ira de la Santa Inquisición se inventaron juegos de mesa con ese mazo reducido, pero siguieron realizándose prácticas adivinatorias que aún se mantienen. Por eso la Baraja Española tiene ambos usos, el adivinatorio y el lúdico y sus diseños han variado poco en el tiempo.

Dudas y Temores respecto al Tarot

Esos mitos transmitidos durante cientos de años han establecido una relación inconciente con la magia y generan temor debido a los prejuicios inculcados por las prácticas inquisitoriales. Pero realmente el Tarot es un medio de autoconocimiento y crecimiento interno. Muchas personas creen que es “pecado” leerse el Tarot, pero se debe tener presente que el Tarot no es una religión sino un sistema simbólico cuya interpretación nos ayuda a entender nuestras propias actitudes frente a las circunstancias.

Nos permite visualizar nuestros propios recursos y prever escenarios futuros, llegando a conclusiones orientadoras difíciles de lograr por otros medios. Cualquier persona se puede leer el Tarot, no interesa sexo, edad, nivel educativo, siendo su única limitación la prudencia y el sentido común. El tarotista debe actuar con madurez y cuidado, sobre todo frente a personas jóvenes, inmaduras o impresionables, enfocándose en la orientación más que en la predicción.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

El lenguaje del color en el Tarot II

Miércoles, 10 de junio de 2009

En el tarot de Marsella los colores transmiten el mensaje de una realidad oculta a partir de tres colores como base principal:

Azul = espíritu
Oro = cuerpo
Rojo = sentido

Profundizando en estos conceptos advertiremos que se refieren a una esencia y que en punto a su interpretación debemos profundizar cada uno de ellos. Así el azul significa también el cielo, lo que viene del cielo, ilusiones y engaños, sueños, lo volátil y disolvente. El oro como metal precioso puede ser noble o vil, metal muerto o vivo, el oro de los elegidos y el de los avaros.

El rojo debe ser interpretado en función de la su situación en cada lámina y su relación con el dibujo y los otros colores. La experiencia y la práctica así como el desarrollo de nuestra intuición y capacidad de interpretación, nos ayudarán a comprender este lenguaje, pues la interpretación de los colores está relacionada con su significado y también su ubicación en el personaje, en qué parte del cuerpo lo lleva y dónde está en el conjunto de la lámina.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

El lenguaje de los colores en el Tarot I

Martes, 9 de junio de 2009

El Tarot es un sistema que aglutinan las ciencias y la sabiduría del pasado con las fuerzas cósmicas, las leyes universales y los dioses. Estos elementos aparecen representados como reyes, emperatrices y magos con vestiduras y símbolos característicos de colores determinados.

El tarotista debe ser capaz de reconocer y leer estos símbolos y el mensaje oculto en las marcas, dibujos, líneas y texturas que, en conjunto, crean un concepto único para cada lectura de las cartas. Ante los ojos del tarotista experto estos detalles y símbolos revelan importante información para alcanzar una lectura certera y personalizada de la carta, que es única para cada consultante, diferenciándose de una lectura que podría aplicarse a cualquiera. Dentro de esta simbología los colores juegan un papel fundamental.

Azul: color de la noche y los principios pasivos. Secretos, estabilidad, profundidad, lealtad, confianza, sabiduría, inteligencia, fe, verdad, eternidad. Azul marino: conocimiento, Relacionado con lo mental, integridad, poder, seriedad. Azul Claro: valores femeninos y receptividad; es el color de Venus. Implica generosidad, salud, curación, frescor, entendimiento, tranquilidad.

Amarillo: relacionado con las cualidades espirituales, la luz y la alegría. Representa la felicidad, la inteligencia, nos habla de innovación, energía, sol, fortaleza, poder y de virtudes como la pureza de la luz, la inalterabilidad del oro, el color de los dioses. Dorado: Lo sobrenatural. Realeza, dinero, riqueza, fortaleza. Es la esencia del espíritu divino y la apertura espiritual.

Púrpura: El color de la sabiduría y la creatividad, Implica independencia, dignidad, serenidad, cambio, trasgresión. Rojo: color de lo masculino y los principios activos. Fuerza interna, acción, atracción, amor, pasión, deseo, virtudes guerreras, conquista, vitalidad.

Verde: El color de la fertilidad, la fuerza y la juventud. Representa al reino vegetal, armonía, crecimiento, exuberancia, frescura, estabilidad, resistencia. Verde oscuro: dinero.

Blanco: Ausencia del color, muerte, vacío. Blanco brillante: pureza, luz, bondad, inocencia, pureza, virginidad, optimismo, perfección. Plateado: paz, tenacidad.

Gris: Es el color de la capacidad de organizarse, relacionarse. Humanitarismo. Negro: Suma de los colores, tinieblas, la nada. También es el color de la fecundidad, la noche, austeridad, vida interior, constreñimiento, previsión, orden, soledad, aislamiento, sumisión. Marrón: Estabilidad, cualidades masculinas.

Rosa: el color de la carne, lo humano en relación con el cuerpo y las creaciones humanas (cuerpos, edificios); relación entre el espíritu y la materia, representa inocencia, amor, entrega total, ayudar al prójimo. Naranja: Color de la energía. Alegría, felicidad, atracción, creatividad.

Procedimiento de lectura del Tarot

Lunes, 8 de junio de 2009

Ante todo debes predisponerte en una actitud de respeto: el Tarot es un sabio consejero; concentración, calma y silencio, no en forma reverencial sino para conectarse con tus niveles de conciencia más altos y con tus verdades ocultas.

Se deben tomar los Arcanos Mayores y barajarlos mientras se concentra en el tema de tu consulta. Las formas de barajarlos pueden ser como fichas de dominó sobre un paño o tapete que sólo se usa para el Tarot. Cuando se considere que ya están bien mezclados se recogen en montón, para permitir que algunas cartas aparezcan invertidas. Luego se debe desplegar el mazo en un abanico abierto y extendido y tratar de percibir la atracción de alguna o algunas cartas, sensibilizándose a la “llamada interior”.

Los motivos de consulta al Tarot deben ser genuinos, cuando realmente se tienen dudas, o deseos de avanzar, crecer, ser feliz. También se debe ir gradualmente en la cantidad de consultas diarias para ganar en seguridad y experiencia; al comienzo no más de tres por día, y sugerimos también llevar una libretita en la que ir anotando tus vivencias y resultados, pues el camino del Tarot también lleva al autoconocimiento y crecimiento interior.

Usos del Tarot:
El Tarot se puede utilizar en forma Iniciática o Adivinatoria. El primero es el más antiguo, el que está en su origen; el segundo es más popular dada la precisión de sus imágenes.

Uso Iniciático del tarot:
Los “arcanos” del Tarot han servido como vía de autoconocimiento y ascenso espiritual desde sus comienzos, mediante la meditación, observación e interpretación de sus mensajes y relaciones. Teniendo en cuenta que estas condiciones son imprescindibles para el aprendizaje esotérico, los primeros tarotistas pertenecían a escuelas herméticas, filosofías ocultistas de Occidente a quienes las cartas de Tarot les servían de inspiración para sus fundamentos y dogmas.

Uso Adivinatorio del tarot:
Esta práctica surge en la Europa Medieval, transmitida de generación en generación; se destaca como sistema adivinatorio por la precisión analógica de sus imágenes y de sus números. El gran auge del Tarot adivinatorio se da en el Siglo XVIII en Francia, con grandes estudiosos del ocultismo hasta ser el instrumento de adivinación más usado en todo el mundo occidental.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

El Tarot y la rueda de la vida (cont.)

Sábado, 6 de junio de 2009

En esta ocasión, terminamos con la interesante mirada del Tarot sobre el ciclo de la vida.

11 – LA FUERZA = INTEGRACIÓN DE NUESTRO LADO OSCURO. Aceptación de nuestras sombras y lados oscuros de la personalidad, control del orgullo desmesurado, reconocimiento de nuestras limitaciones
12 – EL COLGADO = LA GRAN CRISIS. Esta carta representa el camino equivocado; habrá que dar la vuelta, retroceder, abordar las cosas de manera diferente. La salida de la crisis será posible si se cambia totalmente la perspectiva, reconociendo los valores que proceden de nuestro interior.
13 – LA MUERTE = LA TRANSFORMACIÓN. Representa la fase en la que todo debe recomenzar; es el fin de una etapa y el inicio de un proceso de cambio pero se deben dar las condiciones de la transformación que nos conduzca a un nuevo amanecer y a una nueva fuerza vital.
14 – LA TEMPLANZA = UN ANGEL GUIA. Etapa de crecimiento interior, superar los peligros mediante la moderación y sensibilidad. Una conciencia madura acepta que lo importante es la correcta proporción de las cosas.
15 – EL DIABLO = EL REINO DE LAS SOMBRAS. El lado oscuro de nuestro ser, lo que hemos suprimido, se torna amenazante. El desafío de esta etapa es desarrollar la capacidad de integrar y vivir esas partes de nuestra personalidad de manera responsable, liberándonos de dependencias y esclavitudes.
16 – LA TORRE = LA DRAMATICA LIBERACIÓN. Un acontecimiento externo colapsa el viejo orden; se nos revelan las equivocaciones y las debilidades sobre las que hemos construido algo que creíamos sólido y las imágenes que confundíamos con la realidad.
17 – LA ESTRELLA = ABRIR LOS OJOS A UN FUTURO EXITOSO. Es la etapa de alivio y nuevas esperanzas después de la comprensión de lo que nos aprisionaba; una libertad hasta el momento desconocida nos presenta un futuro lleno de percepciones insospechadas.
18 – LA LUNA = LA ÚLTIMA PRUEBA DEL CAMINO. Etapa en la que existe la sensación de que se está ante una prueba difícil que se debe superar; inminencia de lo auténtico, integración, exploración de la naturaleza interior. Implica recuperar el verdadero nombre, la esencia; percepción del riesgo de que se puede perder todo lo conseguido con grandes dificultades.
19 – EL SOL = LA RECONCILIACIÓN DE LOS OPUESTOS. Etapa de renacimiento, rejuvenecimiento, superación de las pruebas. Se ha alcanzado la madurez a partir de la comprensión de la propia conciencia, conlleva humildad y modestia, reconciliación con nosotros mismos.
20 – EL JUICIO = LA SANACIÓN DEL ALMA. El milagro de la transformación. Las etapas de sufrimiento han quedado atrás, el espíritu es libre y la sanación del alma es una realidad, hemos cumplido previamente y en forma adecuada las condiciones requeridas.
21 – EL MUNDO = EL PARAÍSO RECUPERADO O FINAL FELIZ. Nos encontramos frente al Mundo: unidad mayor, reunión de lo consciente con lo inconsciente, superación de todas las pruebas. Los cuatro aspectos de la totalidad: pensamiento, intuición, sensación y sentimiento en su plenitud, las lecciones han sido aprendidas, se han superado todas las pruebas, finalmente ocupamos nuestro lugar en el mundo.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

El Tarot y la rueda de la vida

Sábado, 6 de junio de 2009

La comprensión de las Cartas del Tarot, su profundo significado y simbología, los secretos que ocultan, es una experiencia fascinante. Al interiorizar su simbología a nivel psicológico podemos ver reflejados en los veintidós Arcanos Mayores las distintas etapas o de la vida, las experiencias o fases que debe atravesar el ser humano para llegar a su realización y totalidad.

Partimos de la idea que el individuo es “incompleto” en el sentido de que una parte de su naturaleza esencial se encuentra en la “sombra”, una zona que la mente consciente experimenta como ajena o ausente. Para llegar a ser completo, el individuo debe integrar esta zona a lo conciente, pues mientras permanezca en la oscuridad generará comportamientos irregulares posiblemente para llamar la atención de nuestro subconsciente y colocarnos en el camino de la curación y por lo tanto la totalidad.

El corazón del tarot, si se es capaz de comprender esto, es la posibilidad de orientar y ayudar a las personas a encontrar ese camino de curación mediante la interpretación de las veintidós ilustraciones de los Arcanos Mayores, el descubrimiento de su significado más profundo, para conducirnos hacia una verdadera orientación y ayuda. Esta comprensión implica reconocer las tareas, crisis y vivencias felices que nos esperan, ensanchando nuestro conocimiento y nivel de comprensión.

Para realizar estas interpretaciones y deducciones debemos comprender perfectamente el significado de los arcanos y su relación con las etapas o fases de la vida, el crecimiento físico, mental, emocional y espiritual del ser humano. Debemos saber además que este desarrollo no es lineal sino que la mayoría de las veces las personas saltando etapas o viviendo varias etapas al mismo tiempo: la intepretación de las cartas de Tarot nos ayudará y ayudará al consultante a reconocer qué etapa está viviendo, cuáles atravesó y cuáles a su vez, lo están esperando más adelante.

0 – EL LOCO = EL NIÑO. Falta de perjuicios, confianza en la intuición y la voz interior para iniciar nuevos caminos, sin complicaciones y con espíritu aventurero.
1 – EL MAGO = EL PADRE CELESTIAL. Búsqueda del conocimiento por medio del impulso, actuación con voluntad y inteligencia, metas elevadas, superación de nuestros problemas.
2 – LA SUMA SACERDOTISA = LA MADRE CELESTIAL. Comprensión y confianza en la voz interior que nos indica el camino a seguir; capacidad para reconocer las vibraciones negativas y positivas que se dan en nuestra vida, esperar el momento.
3 – LA EMPERATRIZ = LA MADRE TERRENAL. Etapa de crecimiento en la familia, renovación, alegría por cosas buenas, promesas de prosperidad y abundancia.
4 – EL EMPERADOR = EL PADRE TERRENAL. Materialización de los proyectos, creatividad, seguridad y perseverancia, saber hacer. Ejercicio del poder en forma estable y realista.
5 – EL SUMO SACERDOTE = LA EDUCACIÓN DEL HOMBRE. Sensatez de las cosas, sentido de la vida, búsqueda de la verdad. Capacidad para distinguir el bien y el mal, mirada hacia el interior, no sólo la apariencia.
6 – LOS ENAMORADOS = LA DECISIÓN. Esta carta indica momento de elección, importancia vital. Impulsa a usar el libre albedrío, tomar las decisiones guiándose por el corazón, deseo de seguir el propio camino de aquí en más.
7 – EL CARRO = LA PARTIDA DE CASA. Crecimiento interior, desarrollo de la personalidad. Vivencias, experiencias propias, control del destino, sabiduría de lo que se desea en la vida.
8 – LA JUSTICIA = LA MADUREZ. Toma de decisiones con sentido crítico e inteligente; responsabilidad, comprensión de que se cosechará lo que se siembre; neutralidad y coherencia.
9 – EL ERMITAÑO = EL AUTOCONOCIMIENTO. Es una fase que requiere claridad e integridad, descubrimiento de la propia escala de valores, encuentro consigo mismo.
10 – LA RUEDA DE LA FORTUNA = LAS LECCIONES DE VIDA. Es la actitud frente a las tareas y lecciones de la vida, desarrollando la capacidad de abordar y dominar las cuatro estructuras básicas de la conciencia humana.
Continuaremos con la descripción en la próxima entrada.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Imágenes primordiales del Tarot

Viernes, 5 de junio de 2009

Los Arcanos o claves son 22 representaciones simbólicas en las que la figura y el color se encuentran en determinadas proporciones representando los valores más altos de los actos y sentimientos. Según el diccionario de la Real Academia Española, “arcano” significa algo secreto, recóndito, reservado o muy reservado y de importancia; también un misterio, algo oculto y muy difícil de conocer.

Por ello debemos tratar de llegar mediante la interpretación y la intuición, a la sabiduría que está dentro de nosotros mismos, para deducir el significado de cada uno de ellos.Los Arcanos representan Arquetipos, es decir fuerzas psicológicas e intuitivas que, operando desde la profundidad de la psiquis, forman y marcan para siempre la personalidad.

Métodos de interpretación.

1.- Grupos de Los Arcanos mayores: Del 1 al 7: “La Conciencia”, lo externo que contiene la vida. Son los símbolos y arquetipos más fuertes. Del 8 al 14: “El Subconciente”, búsqueda interna para descubrir quienes somos. Del 15 al 21: “La Superconciencia”, desarrollo de la conciencia espiritual.

2.- La ruta de los grandes Arquetipos: EL MAGO dice “yo soy”. Transformador, marca los comienzos. LA SACERDOTISA dice “yo me encarno”. El reposo antes de iniciar el camino, procesamiento de la información. LA EMPERATRIZ dice “yo nazco”. Madre, abrigo, alimento y protección. EL EMPERADOR dice “yo me incorporo y actúo en el mundo”. Padre, autoridad, límites, orden, acción. EL SUMO SACERDOTE dice “yo aprendo y me integro”. Aprendizaje formal, comunicación y normas de la sociedad. LOS ENAMORADOS dice “yo decido, yo elijo, yo me equivoco”. Vinculados a la adolescencia, los comienzos, la elección y el amor, las primeras decisiones y por lo tanto la posibilidad de equivocarse. EL CARRO dice “yo conduzco mi vida”. Madurez, fin de una etapa, conciencia de sí mismo y sus limitaciones.

3.- La ruta de las siete tareas del desarrollo personal: Primera tarea: LA FUERZA. Reconocimiento de las fuerzas contradictorias, asumiendo esas tensiones mediante un proceso de aprendizaje. Segunda tarea: EL ERMITAÑO. Aceptación de que se puede tomar contacto con la sabiduría y desde allí entregar la luz interior. Tercera tarea: LA RUEDA DE LA FORTUNA. El mundo gira más allá de la propia voluntad y se debe descubrir su ritmo y su sentido. Cuarta tarea: LA JUSTICIA. Reconocer que la resolución de los problemas pasa por el equilibrio interno y externo, la estructura, los valores y las decisiones en un marco de formalidad. Quinta tarea: EL COLGADO. Capacidad para ver la realidad desde otros punto de vista, presentarse en forma diferente, hacer un alto en la vida y someter a crisis el entorno, aunque ello implique sacrificios. Sexta tarea: LA MUERTE. Gestar, asumir y conducir el propio cambio. Séptima tarea: LA TEMPLANZA. Es el resultado del cambio, la capacidad para asumir la armonía interior, sostener lo que a otros parece imposible y combinar adecuadamente.

4.- La ruta de los siete grandes desafíos: Primer desafío: EL DIABLO. Conocer mis miedos ocultos, obsesiones y culpas, aproximación a lo más complicado, elemental o bajo de la personalidad. Segundo desafío: LA TORRE. Libertad y aceptación, construcción sobre bases sólidas. Tercer desafío: LA ESTRELLA. Conexión con el inconsciente, remoción de lo necesario en busca de la verdad más elemental, confianza en las oportunidades. Cuarto desafío: LA LUNA. Conexión con la cara oculta de la realidad y las distorsiones en la acción en el mundo, es la carta de la intuición. Quinto desafío: EL SOL. Brillar; asumir el desafío en todas sus dimensiones, con lo bueno y lo malo. Conciencia de la capacidad de dar pero también de la exposición. Sexto desafío y antesala: EL JUICIO. Antesala de la realización, despertar, renovar y perdonar. Habla de asumir que hay quienes resucitarán y quienes no, que no toda la apariencia es realidad y saber discernir. Séptimo desafío: EL MUNDO. Autorrealización e integración, coronación, etapa final, la última vuelta, la sabiduría, la palabra, la verdad, la integración, lo masculino y femenino en un solo acto.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Como barajar y cortar las cartas en Tarot

Domingo, 31 de mayo de 2009

El Tarot se caracteriza por la diversidad y particularidad que cada tarotista puede imprimir a su manera de hacer las cosas, haciendo que lo que funciona para algunos, no necesariamente la hace para otros.
El método de barajado y mezclado así como el corte del mazo es una de los que más variaciones admite y cada tarotista puede probar hasta encontrar el modo de remover y mezclar las cartas que más se adapte a su estilo y gustos.

Más allá del método que se utilice, es importante lograr una “sintonía” con la baraja para cada consulta y cada consultante, por ejemplo, invocando el nombre de éste y formulando la pregunta a las cartas mientras las mezclamos.

I.- Mezclar

Fichas de dominó: Colocar boca abajo sobre la mesa las cartas que se van a utilizar, desplazándolas y girándolas en el sentido de las agujas del reloj con ambas manos, permitiendo que se volteen y volteen varias veces hasta que se considera que están suficientemente mezcladas y volteadas. Se recogen, agrupan y acomodan, con lo cual algunas quedarán al derecho y otras invertidas.

Intercalado: Es el más común, el mismo que en cualquier juego de cartas, se sujeta el mazo con la mano izquierda y con la derecha se separa una porción, aproximadamente la mitad, que se coloca al filo de la otra y se introduce procurando que las cartas se intercalen. Este procedimiento se puede repetir hasta considerar que ya se ha mezclado lo suficiente. Si al comenzar todas las cartas estaban al derecho, terminarán siempre derechas.

Montones: Se colocan 2, 3, 4 ó 5 cartas sobre la mesa, una al lado de la otra, boca abajo y luego se van haciendo montoncitos colocando una segunda, una tercera carta sobre cada una de éstas hasta terminar el mazo, que luego se unifican. Esta operación se puede repetir hasta considerar que ya están bastante mezcladas las cartas.

II. Cortar
Es el paso siguiente al mezclado y consiste básicamente en dividir el mazo en dos o tres montones. Algunos Tarotistas lo solicitan al Consultante y otros jamás le permitirían tocar las cartas; pero la verdadera polémica está en si es conveniente cortar el mazo con la mano derecha o con la izquierda.
Según algunos la mano izquierda representa el Yin, la intuición, los sentimientos, por lo cual permitiría una mayor conexión, ya sea que el corte lo haga el tarotista o el consultante.

Desde el mismo punto de vista la derecha representa el Yang, actividad, racionalidad. Por ello algunos tarotistas piden a los hombres cortar con la derecha y a las mujeres con la izquierda.
De todas maneras no hay un criterio unánime, lo mejor es probar las distintas maneras y elegir aquella con la que nos sentimos más cómodos, inclusive dejando al consultante que corte como lo desee.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Tarot en el crecimiento personal

Sábado, 30 de mayo de 2009

Tiene una gran importancia encontrar un espacio para el crecimiento personal cualquiera sea la actividad que realicemos, pero el Tarot puede representar esa posibilidad a través de la influencia benéfica que ejerce.

Es que el Tarot no es una herramienta de adivinación fatalista sino algo mucho más grande y dinámico, una verdadera vía de comunicación con alguien que nos ayuda en el plano espiritual, una forma de potenciar nuestra intuición frente los arquetipos que muestran en cartas.

El Tarot es forma de interpretar, una clave que permite establecer un diálogo a través del cual ayudarme y ayudar a los demás. A través de sus representaciones estimula la meditación y el aprendizaje.

De esta manera puede ser una herramienta para una verdadera introspección, ya que el fatalismo sólo puede conducir a la obsesión, en cambio las imágenes que aparecen en Tarot desde este punto de vista nos llevan más bien hacia la meditación sobre posibles aspectos que no se habían tenido en cuenta con anterioridad.

De otra manera seríamos títeres de una voluntad inmodificable, cuando en realidad la libertad del ser humano es incuestionable. Las Cartas nos pueden dar una visión del momento actual y del inmediatamente siguiente en base a una lógica que nos indica que deberían ir en una determinada dirección, y a partir de la valoración de los consejos se puede actuar y variar ese siguiente paso.

Pero está claro que el devenir implica que a cada paso seguirá otro nuevo; por eso hay que evitar el estancamiento y el determinismo para sortear los avatares en forma más consciente posible.

Una correcta interpretación de lo que dicen las Cartas nos indica siempre el camino hacia un aprendizaje superior. Por eso a veces se llega a creer que las Cartas engañan, pero es más probable que se haya interpretado como solución estancada, lo que era un paso hacia un nivel más alto de satisfacción.
Las Cartas acompañan en el camino pero no lo sustituyen ni lo garantizan.

La vida podría ser comparada a una película interactiva, en donde el guión no sigue una línea determinada sino unas pautas que nos conducen a nuevos campos, y éstos a otros nuevos.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Escoger un significador en Tarot

Viernes, 29 de mayo de 2009

El “significador” es una carta que se usa para representar a la persona que consulta; lo utilizaremos especialmente cuando la lectura es a distancia y nos comunicamos por teléfono ó Internet.

Se selecciona en base al signo del Zodiaco del Consultante:
• Aries: Paje de Bastos
• Tauro: Reina ó Rey de Pentáculos
• Géminis: Caballero de Espadas
• Cáncer: Paje de Copas
• Leo: Reina ó Rey de Bastos
• Virgo: Caballero de Pentáculos
• Libra: Paje de Espadas
• Escorpión: Reina ó Rey de Copas
• Sagitario: Caballero de Bastos
• Capricornio: Paje de Pentáculos
• Acuario: Reina ó Rey de Espadas
• Piscis: Caballero de Copas

Los signos del Zodiaco tienen una característica, la “Modalidad” que se refiere a la forma en que se expresan los signos.

Así tendremos:
Signos cardinales: emprendedores, inician los cambios, inauguran cada Estación del año, pero por estar en el inicio de las cosas les falta experiencia y conocimiento. Se identifican con los Pajes.
Signos fijos: Consolidan el cambio y le dan estructura, se identifican con El Emperador.
Signos mutables: adaptables, marcan el paso de una estación a otra, esta cualidad los identifica con los Caballeros.

El mazo Rider Waite sólo tiene Reinas disponibles como Significadores. Para elegir la reina significadora se puede:

1. Usar el elemento de su signo zodiacal para asignar el palo de la Reina.
2. Desplegar las 4 Reinas y solicitar a la Consultante que elija una.

La ventaja de este segundo método es que por un instante tendremos una visión de lo que está pasando por la mente y el corazón de la Consultante.

Ejercicio para favorecer la percepción en el Tarot

Jueves, 28 de mayo de 2009

Le proponemos realizar un ejercicio para desarrollar su sensibilidad y percepción, así como la lectura de la simbología de los sueños. Elegiremos un arcano; para este ejemplo tomaremos El Mago, Arcano N° 1 que representa el poder y la voluntad.

Como implementos para realizar el ejercicio simplemente se necesita el mazo de Tarot, una libreta o cuadernillo para realizar anotaciones y algunos libros o artículos sobre Tarot y en especial sobre el arcano elegido. Antes de dormir, se deberán leer artículos o notas sobre el arcano que hemos elegido, en este caso El Mago, mientras se tiene la carta a mano. Las carta debe ser visualizada, observada, tratando de fijar la imagen en la mente.

Cuando sienta que la imagen está suficientemente nítida en la mente, dispóngase a dormir no sin antes motivándose y preparando la mente mediante una afirmación que podría expresarse como: “Me dispongo a dormir y soñar con El Mago. Él me revelará algo que debo hacer consciente. Por la mañana recordaré mi sueño de forma nítida”.

Luego se colocará la carta de El Mago lo más cerca posible de la cabeza, por ejemplo bajo la almohada o en la mesa de luz. A continuación debe realizar alguno de los ejercicios conocidos de relajación, visualizando la carta y tratando de penetrar en su espacio, ubicándose en la escena que representa y tratando de movilizar a los personajes que se hallan en ese escenario.

Si el mago se mueve acompáñelo en su movimiento tratando de corporizar la escena, por ejemplo si el mago se mueve en un parque con flores y hierba, tratar de percibir mediante alguno de los sentidos las impresiones que pueden causar, como perfume o frescura, acercándonos al Mago mientras el sueño nos va venciendo, sin resistir.

Esta estimulación mental permite expandir la capacidad de escuchar o percibir los mensajes que envía el Arcano. Si hemos soñado, al despertar debemos tomar rápidamente notas sobre el sueño, escribir las palabras si las hubo, los símbolos, ideas y temas que predominaron en el sueño. Estas anotaciones nos servirán posteriormente para un análisis más profundo.

Tenga presente que los personajes de los sueños se corresponden con distintos aspectos de nuestra personalidad. Por ello, prestar atención y tomar nota si aparecen otros personajes e intentar relacionarlos con nuestros estados de ánimo, expresiones, palabras y acciones en la vida real.

Muchas veces el sueño se olvida apenas despertamos, como si trataran de volver al mundo onírico. Pero al despertar en medio de la noche todavía podemos recordar algo; por pequeño que sea, debemos anotarlo de inmediato.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com