Archivo de la categoría ‘Paranormal’

¿Quién tiene PES?

Lunes, 15 de junio de 2009

Según muchos estudios, la habilidad para percibir en forma extrasensorial parece ser hereditaria. No todas las personas reconocidas como videntes, profetas o adivinas parecen haber nacido con esta habilidad, pero a menudo estos dones eran compartidos con otros miembros de la familia. Esto no significa que sea una facultad reservada para gente “selecta” sino que es un sentido primordial que ha quedado relegado a medida que avanzan la civilización, la ciencia, la tecnología y con ellas visiones más racionales o positivistas; aunque otras teorías interpretan que es un súper-sentido que está evolucionando en el sistema nervioso.

Las investigaciones apoyan la idea de que todo el mundo tiene capacidad para la PES, aunque algunos hayan nacido con esta habilidad más desarrollada que otros. La mayoría de las personas afirma haber tenido por lo menos una experiencia de PES en su vida. De acuerdo con una encuesta publicada en 1987 por el National Opinion Council de la Universidad de Chicago, el 67% de los adultos norteamericanos creen haber tenido alguna experiencia de PES, aumentando la cantidad de gente que realiza la afirmación al conocerse y aceptarse más la existencia de la PES.

Otros estudios demuestran que ciertos factores ambientales, emocionales y actitudinales afectan el resultado de la PES en las pruebas de laboratorio. Las personas que tienen una actitud relajada creen en la posibilidad de la PES y son intuitivas por naturaleza, a la vez que tienen mejor desempeño que las tensas, escépticas y analíticas. La habilidad para la PES puede desarrollarse y fortalecerse con el entrenamiento, aunque los sujetos talentosos sometidos a frecuentes pruebas de laboratorio comienzan a declinar en su performance, probablemente debido al cansancio o aburrimiento.

La PES puede realzarse a través de la meditación o el yoga, pero esto está lejos de algunos individuos dicen que dicen que descubren su PES o que son capaces de aumentarla mediante el uso de drogas que alteran la mente.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Explicaciones acerca de la ESP

Viernes, 12 de junio de 2009

Antes de las investigaciones del Dr. Rhine en la Universidad de Duke en Carolina del Sur, otros investigadores habían intentado nombrar y definir el “sexto sentido”. En el siglo XIX, el profesor Charles Richert acuñó el término “criptestesia” para referirse a dicho “sentido”. Frederic W. H. Myers, uno de los cuatro fundadores de la Society for Psychical Research, usó el término “telestesia” para denominar lo que más tarde se conocería como “clarividencia”.

En esa época se creía que la transferencia psíquica de información requería de dos personas, una para enviar y otra para recibir, pero esta premisa se abandonó ya que la clarividencia implica la percepción de información que no parece estar en la mente de nadie. Rhine acuñó la expresión “percepción general extrasensorial” (PGES) para incluir tanto la telepatía como la clarividencia. Posteriormente, el término “psi” fue designado para referirse tanto a la PES, la PGES y las PK.Algunos científicos rusos llaman “bioinformación” a la PES.

La investigadora Luisa E. Rhine precognizó que la PES tiene sus orígenes en el inconsciente profundo, donde se almacenan memorias, esperanzas, miedos, etc., estableciendo un contacto entre el mundo objetivo y el centro de la mente, a partir de la toma de conciencia de un individuo par la información se filtra a la mente consciente.

Un gran investigador de la psiquiatría, el Dr. Carl G. Jung decía que la mente consciente tiene acceso subliminal psíquico al inconsciente colectivo, un vasto depósito de sabiduría y experiencias acumuladas de la raza humana. Según una teoría publicada en 1960 y que pertenece a la Dra. Hilda Gertrud Heine de la Universidad de Nueva Zelandia, los macrófagos -un tipo de célula presente en el tejido conectivo, los nódulos linfáticos, la médula ósea y ligada a las terminaciones nerviosas- serían los órganos de PES del cuerpo que envían y reciben impresiones por debajo del nivel de la percepción física normal.

Tales células son más sensitivas y activas en la niñez y se deterioran sin una dieta apropiada. La forma en que llega esta segunda realidad a la mente consciente, parece depender de las condiciones que existen en el momento en que la información está disponible, la disposición natural del individuo hacia la PES y las distorsiones creadas por prejuicios, pensamientos y condicionamientos. Un importante estudio que abarcó 10.000 casos concernientes a PES, en el año 1963, dirigido por la Dra. Luisa E. Rhine permitió dividir las PES en cuatro formas básicas: sueños realistas (39%), intuición (30%), sueños no realistas (18%) y alucinaciones (13%).

Los sueños realistas consisten en imágenes vívidas y detalladas; la intuición incluye presentimientos, presagios y premoniciones. Los sueños no realistas son imágenes fantásticas y símbolos, y las alucinaciones incluyen sensaciones visuales y auditivas que portan información. Esta investigadora y su esposo sostenían que los sueños eran un vehículo eficiente para los mensajes de percepción extrasensorial, porque durante ellos parecen aflojarse las barreras de la mente consciente. Respecto de las PES inexactas explicaron que son producto de distorsiones y bloqueos de la mente consciente.

La mayoría de los incidentes PES ocurren espontáneamente y un gran porcentaje de ellos tiene que ver con crisis, accidentes y muertes de seres queridos o desastres graves: quizás las situaciones traumáticas o chocantes permiten que la información atraviese las barreras subliminales más fácilmente.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Acerca de los fantasmas

Jueves, 11 de junio de 2009

Algunos estudios científicos han demostrado que al momento de la muerte, el cuerpo humano pierde algunos gramos de peso; 150 según algunos estudios, o quizás 21 como en la película “21 gramos”. Como este volumen no corresponde a pérdida de tejido, fluidos corporales o aire en los pulmones, muchos apuntan a que es el peso del “alma” al desprenderse del cuerpo. Este dato no se ha podido explicar de manera real, con bases científicas y además sucede en todos y cada uno de los individuos que fallecen.

Según algunas teorías, el alma esta formada por 3 partes: mental, emocional y espiritual; las tres juntas conformarían lo que se denomina “cuerpo astral”. El cuerpo astral puede transportarse o teletransportarse de un lugar a otro, y se han relatado experiencias que apuntarían a que en el momento de la muerte, una persona dispone de algunos segundos para despedirse de amigos o familiares antes de que el cuerpo astral se descomponga en sus tres partes componentes.

El alma espiritual se desliga de las otras dos y vuelve a la dimensión luminosa de donde proceden las almas, quedando solo en la tierra el alma mental y el alma emocional. Algunas creencias dicen que al quedar solas estas dos partes se vuelven inestables y se convierten un “fantasmas”, es decir entidades carentes de un cuerpo físico y de una porción espiritual que les de personalidad y guía, atribuyendo la presencia de fantasmas a que la sección mental se mantiene en este mundo para resolver sus cuestiones pendientes, y se pone en evidencia valiéndose de gente perceptiva y comunicándose con los vivos de diversas formas.

La sección mental recuerda su vida y algunas veces vidas pasadas; se mueve en un plano astral recopilando información, pero su permanencia en este mundo le produce desgaste y sufrimiento por eso se aconseja a las personas que pueden contactarlos, que les ayuden a descansar cumpliendo con lo que no pudieron finalizar y escuchando los mensajes que tienen para dar. Otros fantasmas son los que solamente conservan la sección emocional; no saben para qué existen, no tienen un propósito, no recuerdan nada y reaccionan conforme su estado de ánimo y el de la gente que los rodea, pueden ser bondadosos o malignos y en este caso son capaces de causar graves daños a los vivos.

Este tipo de fantasmas se adhieren a lugares y espacios conocidos, no pueden alejarse demasiado de su ubicación ya que perciben como peligroso todo lo que sea desconocido o extraño. Así, una casa puede llegar a estar habitada por varios de estos espíritus, pero por su propia naturaleza, anclados a la tierra, se mantienen porque son los seres vivos los que los retienen en el mundo físico.

Muchas veces aquello que consideramos “fantasmas” son en realidad manifestaciones psíquicas de nuestra propia mente, deseos, ansiedades y miedos que se desarrollan en áreas de nuestra mente que conscientemente no podemos controlar y que en algunos casos llegan a dominarnos.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Pirámides

Jueves, 4 de junio de 2009

Las pirámides tienen un significado más allá del funerario, tiene una profunda visión espiritual y mística que nos permiten, desde magnetizar el agua, conseguir actuaciones mágicas, favorecer sueños reveladores, hasta logra proteger los ambientes de trabajo y del hogar. Poseen una energía muy sutil que puede dar origen a los fenómenos más raros.

La piramidóloga esotérica, que nació prácticamente con las primeras edificaciones en forma de pirámides, no se relaciona con poderes mentales ni fuerzas mágicas extrañas, no depende la capacidad de proyectar nuestra energía mental, las pirámides tienen funcionalidad propia, solo se necesitan deseos positivos, ganas y concentración para que nuestra propia energía interactúe con ella.

La energía piramidal nos ofrece infinidad de posibilidades, curaciones emocionales, desarrollo psíquico, visualización, son solo algunos de los ejemplos. Existen en la actualidad numerosas personas que trabajan con la energía piramidal, y en el mercado esotérico encontramos cientos de libros que tratan el tema así como también, una gran cantidad de modelos en cera, en cartulina, cristal, madera, resina, metálicas, huecas, macizas, que se ajustan a cada necesidad y están a nuestro alcance.

La pirámide debe ser adquirida en un comercio especializado o debemos construirla con nuestras propias manos, se la debe colocar en un lugar que tenga un poco de privacidad y en lo posible con luz natural, con sus caras orientadas hacia los cuatro puntos cardinales.

Las pirámides de color rojo, se relacionan con temáticas afectivas, ya sea eróticas o sentimentales; las azules se destinan a problemas de salud, sobre todo los involucrados con las emociones; las amarillas se relacionan con el dinero, tanto el que se obtiene a través de los juegos de azar como los que son fruto del trabajo o inversiones, y las marrones son las relacionadas con el trabajo, con la expansión de nuestras energías laborales, los proyectos nuevos y las relaciones sociales que se establecen en el terreno laboral.

Antes de realizar cualquier actividad con las pirámides es muy importante relajarse y concentrarse en lo que realmente se quiere peticionar.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Los mensajeros de Dios

Miércoles, 3 de junio de 2009

Los Ángeles han sido y siguen siendo aún hoy, cuando el mundo se ha vuelto más materialista, una fuente de espiritualismo convirtiéndose así, esta creencia, en un fenómeno universal que seguirá perdurando en la humanidad.

Hoy ante los problemas que está enfrentando el mundo entero, se los ha redescubierto y cada vez más gente se esta acercando a ellos. La creencia en ellos ha perdurado en el tiempo, gracias a los relatos folclóricos y religiosos que se han transmitido de generación en generación. Mucho antes de la Iglesia Católica, ya en la Biblia, se los ha mencionado aludiendo a ellos como seres con un gran poder.

Se cuenta que Dios antes de crear a Adán y a Eva habría creado a estos seres espirituales, que tenían como función gobernar distintas zonas de la tierra, como así también a las estrellas y a los planetas. No todos fueron bondadosos, algunos se sublevaron a Dios, a estos se los llama ángeles caídos, y el más poderoso que se sublevó se llama Satán, quien fue enviado al infierno. En otras culturas o relatos religiosos, aparecen también los ángeles, los demonios y los ángeles llamados neutrales que son los espíritus que corresponden a la naturaleza.

A pesar que estos seres no poseen una existencia real, muchas personas han logrado sentir su presencia gracias a su capacidad psíquica o a su grado de sensibilidad. Es común que los ángeles se aparezcan en nuestros sueños dándonos consejos, ayudándonos a resolver ciertos problemas, trayendo ciertos mensajes, ya que el sueño es la vía más positiva para que estos puedan descender. Pero también, muchas veces se crea un escenario para que puedan aparecer y así poder pedirles consejos.

Los teólogos consideran que estos seres son pura energía, totalmente espirituales. Es importante saber que sin importar la religión los ángeles son los mensajeros de Dios, y se les podrá pedir ayuda, tanto para nuestra salud como para nuestra economía, su invocación no tiene límites y son los intermediarios para lograr la paz, la protección, la prosperidad y la felicidad.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Comunicación con el más allá

Miércoles, 3 de junio de 2009

Desde la antigüedad la Humanidad cree que la muerte es un paso hacia otra forma de vida, otro plano de existencia. Nuestra cultura afirma, que cuando el cuerpo físico deja de responder, no significa que sea el final del camino. Si creemos que es así, que hay vida después de la vida, deberíamos darle menos importancia al suceso transitorio de la muerte física.

Lo cierto es que la partida física de un ser querido nos afecta como una pérdida irreparable y nos negamos muchas veces a admitir su desaparición, pues la muerte de alguien cercano nos lleva a replantearnos nuestro propio existencialismo y a desear un último contacto para decirle lo que no pudimos mientras aún vivía.

Para establecer esta comunicación hace falta un medio que disuelva las barreras de todo tipo que la impiden. En base a esta teoría nació el “Espiritismo”, alentado por experiencias como la de una jovencita de Hydesville, Nueva York, que aseguraba percibir una presencia en su cama, la definía como: -algo frío, blanca, con una mano que parecía moverse-. Esta presencia derivó en golpes ensordecedores en toda la casa que obligaron a la familia a abandonar el hogar. Los siguientes habitantes de esa casa, la familia Fox, tenía dos niñas, Kate de doce años y Margaret de catorce y apenas se mudaron recomenzaron los golpes.

Una noche Kate respondió a los golpes y sorprendentemente obtuvo una respuesta; casi como un juego las niñas comenzaron a hacer preguntas al fenómeno mediante un código simple: un golpe significa SI, dos golpes significan NO. Pronto se amplió el círculo de participantes de la conversación con otros espíritus y crearon un alfabeto para establecer una comuniación más completa.

El fantasma era Charles Ryan, un joven de treinta y un años, asesinado por un antiguo inquilino de la casa y enterrado en el sótano. Al realizarse la excavación se encontraron los restos de Charles. Las hermanas Fox continuaron desarrollando se capacidad de comunicación y realizaron sesiones de espiritismo públicas, realmente genuinas ya que el fraude siempre estuvo presente en este tipo de acontecimientos.

El espiritismo hizo furor a ambos lados del Atlántico, los “mediums” como se llama a los intermediarios entre ambos mundos, rivalizaban entre sí con multitud de reclamos, materializaciones, levitaciones, ectoplasmas etc… A finales del siglo XIX, una joven medium llamada Florence Cook que afirmaba mantener contacto con un fantasma, logró su materialización en distintas situaciones. Era el sociable espíritu de Katie King, que se dejaba tocar, se sentaba encima de los testigos y escribió unas notas que firmó como Annie Owen Morgan.

Se cuenta que en su despedida se cortó un mechon de pelo que repartió entre los asistentes de la sesión y ya nunca volvió a manifestarse. Desde aquéllos tiempos a la actualidad se han intentando distintos métodos de comunicación entre ambos mundos; los actuales avances de la ciencia permiten que mediante un magnetófono se puedan recoger en condiciones adecuadas voces inteligentes, llamadas “psicofonías” y cuyo primer recolector fue Jürgenson. Las psicofonías han servido también para establecer conversaciones con voces de origen desconocido.

Desde el principio del espiritismo han sido las mismas manifestaciones las que han ido dejando pistas para establecer una mejor comunicación entre las dos partes y quitar las barreras que separan los dos mundos.
El mundo del Espiritismo ha estado rodeado de misterio a veces provocado por el más allá pero casi siempre producido por el más acá, el dinero y el protagonismo siempre ha hecho que estos temas pierdan credibilidad y que no se tomen en serio pero sin duda alguna, hay cosas que ocurren, que hoy por hoy, nuestra mente no puede comprender y las que la ciencia no ha dado una explicación convincente.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

La telequinesis

Martes, 2 de junio de 2009

La quinesis es una disciplina que se encarga de estudiar el manejo del plano físico a través de la mente. La telequinesis que es una rama de esta disciplina, se puede definir como la capacidad de mover, sin tocarlos, determinados objetos, solo utilizando la energía psíquica. Este movimiento de objetos no tienen una causa física que se pueda comprobar y generalmente se realiza con la presencia de un médium.

La fuerza psíquica que permite hacer levitar los objetos, se conoce con el nombre de energía biótica, que según los expertos es como una corriente psíquica activa que tiene la capacidad de actuar sobre la materia. Estos expertos también consideran que no se necesita ser superdotado para mover los objetos, solo es necesario realizar una práctica intensiva, por medio de la cual usando un porcentaje de nuestro poder mental podríamos llevar a cabo esta capacidad.

Como esa energía proviene de lo más profundo de nuestra psiquis, si somos capaces de descubrirlas estaríamos aptos para hace uso de ella. Los niños son los más aptos para desarrollar estas capacidades mentales ya que ellos, están libres de cualquier traba que pueda interferir en cualquier actividad paranormal.

Las distintas investigaciones han demostrado que los objetos que se pueden mover a través de la telequinesis, pueden pesar alrededor de 300 kilogramos. Esta disciplina es poco desarrollada por el hombre común pues, éste no tiene muchos conocimientos de sus capacidades psíquicas.
Por otro lado, muchos consideran que es una supuesta ciencia, ya que es una ciencia estudiada solamente por los parasicólogos y no posee fundamentos científicos.

Este fenómeno paranormal muchas veces se lo ha asociado con la brujería o con el diablo, por lo que antiguamente se lo ocultaba para evitar algún tipo de castigo. Estas acciones de arrojar elementos por el aire fueron tomados como temas de numerosas películas, asociándolos a la intervención maléfica del diablo, este fenómeno se lo ha llamado también poltergeist.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

¿Cómo ver el aura?

Sábado, 23 de mayo de 2009

Mediante la profunda meditación y concentración puede llegarse a ver el aura; es una capacidad que todos tenemos y que se puede desarrollar plenamente mediante el desarrollo de otros sentidos, no tanto los físicos a los que nos hemos acostumbrado casi como única forma de percibir el mundo, quedando el sentido de la percepción oculto y no desarrollado. Es por ello que debemos ejercitarnos para ver con los ojos cerrados, sentir lo que esta más allá y aceptar en nuestra mente consciente lo que han percibido nuestros sentidos interiores.

El aura con sus variados colores, no es algo físico, entonces es necesario un esfuerzo consciente para percibirla, desde luego aceptando su existencia como primer paso, de lo contrario la mente consciente rechaza la idea e incluso las señales inconscientes que la describen. Mediante el aprendizaje y la actitud correcta podemos recuperar la capacidad de ver el aura y hacer usa de otras percepciones extra sensoriales.

El aura nos habla en un lenguaje especial, creando una imagen del pasado, del presente y del futuro, y su comprensión nos ayudará a entender a nuestro semejante con mayor plenitud. Todos estamos revestidos de este arco iris donde el tono o el color pueden revelar algunas cosas pero más nos dirá el conjunto áureo que puede responder a una infinidad de preguntas. Cómo somos, si amamos, si sentimos miedo, dolor o compasión; todo esto está plasmado en las tonalidades y brillo del aura.

Ver el aura es un “sentido videncial” y la capacidad de ver el aura equivale a la capacidad de sentirla, percibirla con otros sentidos que se traducen en sensaciones lumínicas que percibimos con la vista o con los ojos cerrados. Ese sentido interior es casi indefinible; sabemos que el aura esta allí, vemos sus colores, pero muchas veces no sabemos realmente que sentido es el que ha proporcionado esa imagen.

El aura cambia rápidamente; al observar a la persona es interesante advertir los diversos colores que conforman su personalidad, pero esta observación no es una mera contemplación sino que los colores se pueden interpretar aumentando nuestro conocimiento de la persona que tenemos frente a nosotros.

La visión del aura nos ayuda en nuestra búsqueda y formación de nuestra conciencia y deseamos verla por una necesidad interior; si lo logramos, debemos ser conscientes del poder de nuestra mente, sólo limitado por nuestras propias barreras. La mente puede asomarse al futuro, viajar al pasado, curar nuestros cuerpos e incluso curar a los demás.

Son los poderes de la mente los que nos permiten percibir el aura, en función de nuestra conciencia y de la disposición que tengamos para usar este poder. Con dedicación y paciencia, a través de la meditación, lograremos este objetivo de ver sin ver, y ver el aura nos traerá una serena confianza esencial para lo que estamos haciendo y pidiendo a nuestra mente: observación y comprensión.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

El aura

Viernes, 22 de mayo de 2009

El aura es una fuente energética que todos poseemos desde el día de nacimiento, y nos acompaña a todo lo largo de nuestra vida. Según algunos estudiosos, las manifestaciones psicológicas se expresan en radiaciones que son emitidas por distintas partes del cuerpo, formando un campo magnético que se relaciona con lo biológico, la mente y, por supuesto con el funcionamiento de nuestras glándulas endocrinas y los cincos sentidos.

En el 1939 el descubridor del campo magnético humano, fue el ruso Kirlian, que trabajaba en un laboratorio electro-terapéutico. Vio centellas eléctricas sobre la piel de un paciente y tuvo la genial idea fue de fijar sobre una placa fotográfica este experimento, demostrando desde la evidencia el campo magnético alrededor del cuerpo humano. Pero también poseen aura las plantas y animales. Otros estudios llegaron a la conclusión de que la debilidad del aura indicaba graves enfermedades o fuertes depresiones nerviosas.

Más allá de esto es innegable el “magnetismo” en las personas, todos hemos vivido la experiencia de sentir una mirada en nuestra nuca y darnos vuelta para descubrir que alguien efectivamente nos estaba observando; hemos sentido la atracción de algunas personas. Según algunas teorías los sujetos solares o radiantes poseen un aura intuitiva, comunicativa, expresiva, convincente, y existen distintas clases de auras: intuitiva, cromática (de colores) curativa, cinematográfica, vegetal ( plantas, flores), animal y mineral.

Los colores son la expresión energética del momento. Los colores tienen gran importancia en nuestra existencia, y expresan particular estado de ánimo del momento que estamos viviendo. Por ejemplo los colores vivos denotan acción, energía, decisión, y también; violencia agresión insatisfacción. Los colores suaves nos hablan de sensibilidad y ternura, pero también indecisión, persona que conduce vida retirada, soñadores. Los colores mixtos pertenecen a personas que se adaptan fácilmente a situaciones de vida particular, o sobreviven en condiciones sociales difíciles.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Sexto sentido

Miércoles, 20 de mayo de 2009

El llamado “sexto sentido” es una forma de percibir información del pasado, presente o futuro, más allá de lo que captan los cinco sentidos físicos. El término ESP (sigla de percepción extrasensorial en inglés) fue creado por Sir Richard Burton en 1870. En 1892 el Dr. Paul Joire (un investigador francés) observó personas bajo hipnosis o en trance y usó el término ESP para describir la habilidad de sentir externamente sin usar los sentidos físicos.

En la década de 1920, el Dr. Rudolph Tischner (un oftalmólogo de Munich) lo usó el para describir la “externalización de la sensibilidad” y se popularizó en los años 30 a partir de las investigaciones del Dr. J. B. Rhine, un norteamericano que fue de los primeros en realizar pruebas de ESP en laboratorio; aunque a veces se aplica sin mucho rigor y de manera inapropiada para describir cualquier fenómeno psíquico o paranormal. La percepción extrasensorial puede ser considerada en dos amplias categorías: telepatía y la clarividencia.

Cuando se dirigen hacia adelante en el tiempo se habla de precognición, y si es hacia atrás la denominaremos retrocognición. La ESP no incluye a la psicokinesis (PK) ni a las experiencias extracorporales (EECs).

En su libro New Frontiers of the Mind (Nuevas fronteras de la mente) del año 1937, el Dr. Rhine señala que, históricamente, se consideró que nada llegaba a la mente humana si no era a través de los cinco sentidos físicos, y que por lo tanto, la mente quedaba así sujeta a las leyes del mundo mecánico. Pero desde el nacimiento de las investigaciones psíquicas a fines del siglo XIX, algunos científicos han dedicado gran esfuerzo a tratar de probar en el laboratorio la existencia de la ESP y descubrir sus mecanismos, igualando a la mente con el cerebro.

Sin embargo, la evidencia ha demostrado que la ESP existe aunque no pueda ser explicada ni cuantificada por las leyes físicas; más aún, que la mente (conciencia) y el cerebro son dos entidades distintas. Al mismo tiempo, las investigaciones de la física cuántica apuntan a la existencia de un universo distinto e inmaterial. Es por ello que los científicos occidentales enfrentan hoy en día desafíos propios de la mística oriental: la existencia de una fuerza extrasensorial fluyendo en otro plano de la realidad, que se cruza e integra con el mundo físico.

La ESP no funciona como un sentido físico ni tiene una localización definida dentro del cuerpo, es más, no depende de ningún sentidos físicos ni de factores como la geografía, el tiempo, la inteligencia, la edad o la educación.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Viaje Astral

Sábado, 16 de mayo de 2009

Se denomina “viaje astral” a un abandono mental del cuerpo físico. Se puede inducir mediante algunos ejercicios a practicar a partir de un estado de semi-vigilia, imaginando estar en diferentes lugares.

Cuando se consigue alcanzar este estado por primera vez pueden surgir temores pero se deben controlar y tratar de disfrutar de esta sensación.

Cómo proyectarse astralmente: Acostado y preferiblemente antes de dormir, se deben hacer algunos ejercicios de relajación y preparación, tratando de separar la mente del cuerpo. Pueden decirse algunas plegarias como “Querida diosa, creadora, ángeles y guías de la luz: escuchadme pues quiero abandonar mi cuerpo… Ayudadme por favor y protegedme en esta misión.” A continuación hacer una visualización de la propia imagen rodeada de luz blanca, paz y calma, imaginando que el cuerpo se hace luz y toma la forma de la esfera blanca que te rodea. Completamente relajado, visualiza la energía que limpia y distensiona el cuerpo empezando por los pies, subiendo muy lentamente hasta la cabeza.

También se deben hacer algunos ejercicios de control mental concentrándose en las siguientes palabras: “Voy a contar del 3 al uno visualizando los números en blancas esferas sobre mi cabeza, cuando llegue al uno, mi cuerpo físico dormirá y dejaré de sentir lo que me rodea, entonces mi conciencia estará enfocada en mi cuerpo astral”

Y a continuación visualizando los números y esferas blanca sobre la cabeza, empezando por el tres para dejar de sentir el cuerpo; pasar al dos cuando el cuerpo ya no siente nada y al llegar al uno la mente ya está en el cuerpo astral.

A continuación debe concentrarse en la respiración o algún sonido repetitivo como el tic tac del reloj para concientizarse de la separación. Cuando el cuerpo está dormido y la mente despierta y completamente fuera del cuerpo se puede iniciar el viaje astral, en forma cuidadosa y tratando de absorber todo lo que podamos ver a nuestro alrededor.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Fenómenos difíciles de explicar

Jueves, 14 de mayo de 2009

A partir de la identificación de los fenómenos “psi” los científicos y parapsicólogos se han preguntado: ¿Qué explicación tienen? ¿Cuál es su interpretación? ¿Qué puede ser la causa de los hechos anómalos? Buscando la respuesta a estos interrogantes se han realizado muchísimos estudios, experimentaciones e investigaciones, pero todavía no se ha llegado a algo concluyente o indiscutible.

Las hipótesis y teorías todavía resultan incompletas y carentes de la debida claridad para llegar a explicar toda la fenomenología paranormal. Los fenómenos psi son diversos y complejos y esa es la principal dificultad al momento de interpretarlos, pues es muy probable que se deban a múltiples causas.
Muchas personas dudan de que se puedan investigar operaciones extrafísicas por medios físicos, y la mayoría de las investigaciones científicas se realizan por métodos indirectos, basándose en efectos secundarios transformados para estudiar principios que no son directamente observables. La parapsicología puede registrar un efecto no físico transmutándolo a una operación accesible a los sentidos, examinando la influencia de la psiquis sobre la materia, o ver cómo un sujeto adquiere conocimientos que no podría haber conseguido más que por una percepción extrasensorial; este tipo de datos son perfectamente mensurables y la metodología científica puede aplicarse igualmente.

Todo efecto que llega al hombre puede ser revelado si se somete a un estudio apropiado realizado por investigadores capaces de interpretar los resultados. El avance de la ciencia ha permitido que lo que parecía imposible de investigar a través de los instrumentos pueda serlo hoy en día como los genes o las partículas subatómicas, hasta que se descubrieron los medios y métodos adecuados.

La característica general de los fenómenos parapsicológicos es precisamente su carácter no físico, lo cual no significa que no tenga un efecto o causa natural. El concepto lo natural se modifica con los avances de la ciencia tras cada nuevo hallazgo. Lógicamente, la parapsicología está limitada por el estado actual de los conocimientos, como ocurre en cualquier otro sector del saber humano.

Nuestra representación del mundo está lejos de ser completa y se transforma permanentemente; percibimos al universo a través de nuestros sentidos, pero si fuéramos capaces de sentir a través de estímulos diferentes a los que estamos acostumbrados, el mundo nos parecería muy diferente. Ya muy pocos ponen en duda la realidad de la percepción extrasensorial y de la psicokinesis, pero esto debe llevar a una modificación de nuestros conceptos, pues al lado de cada experiencia sensorial existe una experiencia extrasensorial, eso es solamente completar y no destruir los principios en que nos basamos.

Es cierto que un enigma sin solución todavía es la existencia de otra forma de vida después de la muerte. El materialismo y el gran desarrollo de las ciencias físicas parece hacer cada vez menos creíble esta idea. Los “mediums” casi han desaparecido pero los estudios iniciados en la época de oro del espiritismo no están concluidos y aún esperan ser confirmados. Por eso no debemos abandonar la cuestión de la supervivencia pues existen otros fenómenos para continuar con las investigaciones : Reencarnación, fantasmas, experiencias cercanas a la muerte, visiones de las enfermos terminales.

No resulta irracional atribuir este tipo de experiencias a la supervivencia, por lo que existen buenas razones para proseguir con las investigaciones.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Sabe cómo protegerse de las malas ondas?

Sábado, 9 de mayo de 2009

Entre las tántisimas recetas o técnicas que puedes encontrar para ahuyentar o alejar o limpiar las malas ondas; hay una que es muy vieja, en realidad me lo imagino, porque yo era pequeña y ya en ese entonces, era ella quién le recomendaba a mi madre que lo hiciera, cada vez que mi madre soñaba en voz alta o simplemente comentaba de sus proyectos en mente; mi abuela le repetía, y las manzanas coloradas?

Y así venimos, generación tras generación, poniendo 3 manzanas rojas sumamente apetecibles en un recipiente de adorno, en el lugar de la casa que esté ubicado más cerca de la puerta de entrada y se vean bien las manzanas cuando alguién ingresa a ella. Desde luego que las manzanas no son para comer, sino para que absorban del ambiente toda la energía negativa; por ende no es nada bueno que se coman esas manzanas; en la heladera puede haber otras para evitar la tentación que pueda sentir alguién en terminar comiéndoselas.

Se las debe dejar allí, interceptando la energía negativa que nos quitan del camino, hasta que las empecemos a ver mustias, que han perdido su brillo; en ese momento las cambiamos por otras que estén preciosas y las viejas las arrojamos a la basura.

Esto que les digo, es tan simple, parece tan sencillo y sin embargo es altamente efectivo; debes ponerlo en práctica y despues me dirás como cambia el clima energético de tu vivienda y el entorno.

Recuerden que la envidia existe, no es una supersitición; es una realidad cotidiana y comprobable; y esa energía negativa puede hacer estragos cuando es intensa; lamentablemente no existen instrumentos o no los conozco para poder medirle el nivel de envidia que nos tienen quienes nos rodean; precisamente por eso hay que estar protegido.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com

Protección ante los bajos astrales

Miércoles, 6 de mayo de 2009

Vivimos preocupados pensando e ideando la mejor manera de protegernos frente a todos los peligros diarios que pueden amenazar nuestra vida, la de nuestros seres queridos, los bienes, etc.; mientras los periódicos y noticieros nos cuentan sobre los robos, la delincuencia, los accidentes, los enfrentamientos y la crisis global que ya nos amenaza en cualquier punto del mapa en que nos encontremos.

Igual de importante es que comencemos a tomar conciencia que si en la tierra mora tanta agresividad y falta de valores, esos espíritus de bajas vibraciones cuando desencarnan, pueden aferrarse a nosotros causándonos problemáticas de muy distinta índole. Preocupados por lo que vemos u oímos, omitimos cuidarnos de los bajos astrales porque nos cuesta percibir que existen.

Esos espíritus bajos y aunque desencarnados, siguen aferrados a los placeres de la tierra y por eso, se encostan a nuestras espaldas, toman posesión de nuestro cuerpo para satisfacer todas aquellas necesidades a las que ahora no pueden acceder sin el cuerpo material; pudiéndonos empujar a que bebamos alcohol por ellos, a que consumamos drogas, a que cambiemos parte de nuestra forma de sentir y nos tornemos poco menos que inadaptados para la convivencia familiar a la que estábamos acostumbrados.

Si el encostamiento o posesión tiene lugar en personas libres de adicciones o carencias afectivas, los efectos no se harán tan visibles en un comienzo, pero desde luego que la energía negativa terminará minando cada área de la vida de la persona hasta que un buen día caen en la cuenta que desde hace un tiempo han venido cargando inconvenientes, complicaciones y malestares que antes no tenía y para los que no se les encuentra una explicación lógica y real.

Es muy importante entonces, que cuidemos el nivel de nuestra energía; que sellemos y protejamos nuestra aura con oraciones, meditaciones o distintas técnicas evitando darle paso a esas entidades abrumadas y perdidas que forman parte del bajo astral.

Una de las maneras concretas de poder hacerlo es evitar la curiosidad de andar mirando cuando hay accidentes o suceden tragedias o las personas se suicidan; tomando conciencia de que esos seres están desorientados buscando un cuerpo en donde poder seguir viviendo.

Autora: Marcela E. Diaz para © consultacartas.com