tirada runas gratis videntes astrologia cartomanzia tarot
      articulos esotericos recetas magia blanca
 

Los SERES MÁGICOS, del ELEMENTO TIERRA



Los seres mágicos del elemento Tierra participan de nuestro mundo desde siempre. Están allí aunque no los veamos, haciendo de las suyas y jugando con nuestra limitada capacidad de oír, ver y oler. Son llamados en forma genérica Duendes. En varios países europeos especialmente nórdicos se los conoce como Gnomos. Aunque existe una diferencia entre ellos.
El Gnomo es un duende de mayor edad, más viejito, pero más sabio.
Son dueños de una "hermosa fealdad". En cambio los Duendes representan la juventud y su chispa vibrante y nueva. Son comandados por los Gnomos y nos llenan siempre de una inagotable energía. Los Gnomos, son los grandes cuidadores de las cosechas, las frutas y tienen la habilidad para resolver todo tipo de problemas, y por ello son los que comandan a los Duendes.
La palabra Duende deriva del árabe duar (que significa "el que habita"), hace referencia a un pequeño diablillo, que disfruta de realizar diversas fechorías dentro de los hogares o cerca de ellos. Se dice de ellos que poseen una presencia misteriosa, que son conocedores de tesoros ocultos y de mágicos conjuros.
Otras fuentes enuncian que la palabra duende proviene de la contracción de las palabras duen de casa ("dueño de casa").

¿DÓNDE VIVEN LOS DUENDES?

Este es uno de los grandes secretos que tienen los duendes. Es muy difícil encontrar vestigios de sus comunidades o viviendas o siquiera de su organización, sin embargo lo que es seguro es que estos seres elementales por ser pertenecientes al elemento Tierra, suelen vivir en bosques, árboles, selvas y toda aquella zona conformada por elementos netamente naturales. En general, tienen como vivienda el interior de los árboles, alguna cueva subterránea o algún agujero o cavidad en el lugar más recóndito de la espesura del bosque. Los duendes, al igual que los gnomos, son los responsables de proteger y mantener a salvo la naturaleza.
A lo largo de la historia, los duendes son los seres elementales que con más perseverancia y empeño han cuidado y defendido su territorio.
Habitan el planeta desde el mismo momento que el hombre comenzó a habitarlo, por lo que conoce también sus debilidades y abusos.
Es por eso que se mantienen firmes en los lugares menos invadidos por el hombre protegiendo esos lugares puros. Aún así, a pesar de todo lo antedicho sobre las preferencias de habitar lugares naturales, existe un gran número de duendes, llamados "duendes domésticos", que prefieren y eligen vivir en hogares humanos o en las cercanías de ellos. Por lo tanto, también se los considera protectores de los hogares.
Cuando un duende doméstico decide habitar dentro de una casa de personas, conviviendo con ellas, suele elegir algún lugar un poco apartado y campestre. Buscan pequeños pueblos, lugares con poca población, aldeas remotas o alguna granja aislada. Dentro de las casas, los duendes hacen su cuevita en los desvanes o las bodegas.

¿Qué aspecto tienen los duendes?

Sólo muy pocos afortunados han tenido la posibilidad de encontrarse con alguno de este mágicos seres. ¿A quién no le gustaría encontrarse con uno de ellos en los paseos por el bosque o los espacios secretos del parque después de un día de lluvia? Aunque son esquivos, de vez en cuando nos hacen la atención de presentarse ante nosotros con una escurridiza sonrisa. Es muy difícil describir físicamente a los duendes. Lo poco que se sabe es que no son muy altos, sino más bien de baja estatura, la cual suele variar entre los 30 cm y el metro.
Esta dificultad de describirlos también se debe a que las formas que presentan son realmente circunstanciales, pues ellos tienen la fabulosa capacidad de modificar o adoptar la forma que prefieran de acuerdo al lugar, al humor o al momento en el que se encuentran.
Al pertenecer los duendes, como dijimos anteriormente, al reino sutil, están compuestos por un cuerpo más sutil que físico. Esto les da la facilidad de permanecer por tiempos prolongados en condiciones de invisibilidad, logrando hacerse visibles ante un ser humano, si así lo desean, preferentemente durante las horas del crepúsculo.
Suelen hacerse invisibles utilizando una capa o un sombrero.
Esta misma característica de sutilidad, debido a que están compuestos por materia etérea, les confiere a estas criaturas elementales la posibilidad de transformarse en animales diferentes. Esta transformación les lleva sólo unos instantes, en los que se lleva a cabo un proceso de cambio. Utilizan a menudo esta habilidad con el objetivo de no aparecer con su aspecto verdadero ante los ojos de los seres humanos. En general, adoptan formas de animales domésticos, como perro o flato, u otros animales cercanos a las personas como una libélula o un gorrión. También pueden transformarse en seres de apariencia humana o en otras criaturas. Los duendes han poseído este arte desde tiempos inmemoriales, incrementando este poder y llenando a resultados realmente inverosímiles. Al hablar de distintos tipos de duendes en particular, hacemos referencia a que existe diversidad de especies dentro del género "duendes". No todos ellos son iguales, sino que pertenecen a un tipo o a otro dependiendo de su forma de actuar y su conducta. Tampoco son iguales en su fisonomía, teniendo cada tipología sus formas. Sin embargo, en general, corno dijimos anteriormente, suelen ser de estatura baja, estilizada y elegante, y cada especie viste con diferentes prendas.

¿CÓMO SE COMPORTA UN DUENDE?

Estos seres mágicos pertenecientes al elemento Tierra, prefieren la noche para sus actividades. Durante el año la estación favorita es la estación del invierno y el metal que eligen, el hierro. Son inquietos, pícaros y siempre están inventando travesuras, ya que transformar la realidad es algo inherente a ellos. Todo lo que tocan lo pueden cambiar en un segundo, así que están acostumbrados a modificar el orden natural de las cosas y los hechos. Esta característica desconcierta muchas veces al ser humano.
Pero también lo atrae y lo fascina. Los duendes aprovechan esto para divertirse enormemente con nosotros. Con respecto a sus características internas, los duendes suelen ser difíciles, les gusta poner límites y marcos de referencia para todo. Pero si nos referimos a su personalidad, no es tarea fácil describirlos. Los duendes son totalmente impredecibles. A veces se muestran algo tímidos y silenciosos (pasando inadvertidos ante la mirada de los humanos), pero otras veces son ruidosos y disfrutan de molestarlos, jugándoles bromas un poco pesadas. A pesar de que cada autor o recopilador de cuentos realiza una descripción diferente sobre los duendes, existe una característica en común que tiene que ver con la benevolencia de estos seres. Aunque a veces los duendes cometen maldades, ya que algunos suelen comportarse con bastante perversidad, sólo lo hacen por divertirse, ya que son muy alocados y juguetones.
Les gusta estarse inquietos y son sumamente simpáticos cuando no hay nada que los enoje. Disfrutan de perseguir mariposas y danzar durante las noches, cerca de los hogares, cuando las personas duermen. Comparten esta actividad con los grillos, quienes se complacen con su compañía. En general, su mayor actividad la despliegan de noche, siendo este momento el más apto para sus costumbres. Aprovechan cuando las personas duermen para molestarlas y mofarse de ellas.
Esto los divierte en gran manera, haciendo mucho desorden y mostrándose altamente graciosos. Una de las cosas que más les divierte es hacer desaparecer las cosas para que los humanos no las encuentren; sin embargo, simplemente las cambian de lugar. También, entre sus mil travesuras, ríen a alto volumen, hacen ruidos molestos durante altas horas de la noche y apagan o encienden fuegos inocentes. Por todo lo antedicho, podemos afirmar que todos estos seres elementales de Tierra son sumamente divertidos y benévolos. Les gusta ayudar a las personas cuando los necesitan, ya sea en actividades de índole doméstico o también trabajando en los campos.

¿Se enojan con facilidad?

Sin embargo, hay que aclarar que todo esto sucede siempre y cuando no estén enojados. Los duendes son seres extremadamente susceptibles.
Si bien colaboran, divierten y entretienen, cuando alguna persona los ofende, pueden ser las criaturas más despectivas y hostiles que encontremos. Pueden llegar al más alto malhumor, siendo preferible en esas ocasiones no toparse con ninguno. Cuentan las viejas lenguas de personajes de campo, que antaño se creía que eran los duendes quienes influían enormemente en el crecimiento de las semillas que se sembraban, siendo además responsables del incremento del verde y de las flores.
Se creía también que cuando un duende se enfadaba, todo lo sembrado moría y las cosechas no eran factibles de ser realizadas con éxito.
Por todos estos motivos, cuando los primeros frutos y flores resplandecían, se homenajeaba a estos seres dejándoles unas gotas de leche y un poco de pan en las chimeneas. Los duendes, seres elementales de Tierra, aman "proteger". En general suelen elegir estructuras estables de existencia, por lo que sienten un gran sentido de pertenencia con respecto a lo territorial, defendiéndolo y protegiéndolo como no lo hace ningún otro ser de este universo mágico. Cuando un duende es poseedor de un territorio, es capaz de realizar cualquier conjuro con tal de no ser desplazado de su lugar. Cuando definitivamente logran ser expulsados, suelen volver en un breve tiempo.
A pesar de que ellos son inquietos y disfrutan de cambiar las cosas de lugar para que los humanos no las encuentren, otra es la actitud que toman en cuanto a sus pertenencias. Cuando poseen algo, intentan a toda costa conservarlo y protegerlo. Por lo tanto, en estas ocasiones se tornan avaros y esclavos de sus posesiones, detestando cualquier tipo de cambio. Si el objeto poseído es naturalmente de corta duración, suelen momificarlo para hacerlo eternamente duradero. Todo esto pueden llevarlo a cabo sin dificultad, ya que los duendes están bien provistos de poderes y talismanes para poder hacer toda clase de conjuros.
Detestan la muerte, como una suerte de "cambio", por lo que se han vuelto expertos en todo lo que se refiere a pócimas de rejuvenecimiento y vida larga.
Algunos duendes son seres burlones que realizan travesuras sencillas, pero pertinaces y hostigadores. La mayoría de las veces les da por dejar caer "lluvias de piedras, terrones, o trozos de ladrillo, durante horas enteras y con frecuencia, durante varios días consecutivos, sobre los patios y corredores de las casas, provocando el cansancio de sus moradores.

¿Los duendes se enamoran?

Los duendes mantienen estrechos lazos afectivos entres sus pares.
Aunque tardan bastante en formar familia, son respetuosos de los mayores y aman el hogar. Como aman la estructura familiar y todo lo que ello implica, uno de sus grandes objetivos es proteger su territorio y en él, sus afectos. Aunque sus casitas son pequeñas, viven en comunidades muy grandes. Las características de protección y posesión también son desarrolladas cuando un duende se encuentra enamorado. En estos casos, estas criaturas intentan, por medio de a intelectualidad, seducir al otro.
Si esto no resultare, optan por el secuestro y la ocupación del hábitat de quien están enamorados. Todos estos artilugios suelen funcionar, siempre y cuando el otro no muestre límites firmes y un alto poder espiritual.
Con respecto a su vida sexual, los duendes son poseedores de una energía realmente alta, aunque no existe un gran número de hembras en su especie. Las hembras no son demasiado fértiles, teniendo dificultades para la concepción, gestación y parición. Durante mucho tiempo este tema fue considerado tabú ya que se sostenía que los seres mágicos no se reproducían como los humanos. Sin embargo, reproducirse es para ellos todo un desafío a su propia naturaleza, con lo cual son muy cuidadosos y paternales con las hembras en gestación. Esto es importante ya que viven 25 años en el plano físico y luego van al plano astral alrededor de 1000 años.
Cuando los duendes se sienten rechazados, buscan entonces acercarse al hombre o a otras criaturas. Los duendes suelen disfrutar de relacionarse con las hadas, conociéndolas como seres superiores, y también con los ángeles. Cuando un humano desea comunicarse con un duende, puede hacerlo por medio de oraciones y plegarias que los convoquen.
Esto debe hacerse en un clima de sumo respeto y sincera espiritualidad. Muchas veces, los duendes acuden sin que se los convoque en forma consciente, pero ante la menor señal (necesidad de ayuda o un ambiente acogedor) no dudan en aparecer.
A pesar de que, el hombre ha causado estragos en la naturaleza, obligándolos a ocultarse en la selva o bosques, muchos de ellos conviven y sirven con agrado a los humanos.
Para comunicarnos con ellos, debemos amar todo lo que nos rodea.
Según la ocasión y las circunstancias pueden aparecerse y no darnos cuenta, ya que tiene la virtud, de escoger la forma en la que se mostraran, que puede ser semejante a la propia naturaleza, ya sea, en forma de una piedra, un árbol, un animal, una planta y también con apariencia humana.


Autora: Marcela E. Diaz en exclusiva para © consultacartas.com | Todos los derechos reservados


Siguenos en facebook twitter youtube google+ pinterest blog boletin

Pincha aqui para Trabajos de Magia con nuestro Brujo







talismanes
Consultas de Tarot, Videncia, Horóscopo, Hechizos

Consultas tarot tarotistas videntes
España:




EEUU / Canada / PR / Mundo

Tollfree | Numero gratuito tb. por SKYPE

Mexico:


magia blanca hechizos brujo vidente videntes limpieza de aura mal de ojo amarres recuperaion pareja

tarot gratis lectura cartas videncia tarotistas videntes






Tarot gitano frances
Tarot gitano original italiano
Mal de Ojo
Tarot Vidas Pasadas
Tarot Kamasutra
Tarot de los Angeles
Significado y tirada tarot lenormand
Tarot Amor
Blog
Tests de personalidad
Feng Shui Amor
Flores de Bach California
Runas
Cristales y Piedras
Fases lunares
Magia Negra
Orixás
Interpretacion simbolos
Santos y Santeria
Magia con Velas
Magia Gitana
Reflexiones
Oraculo de Tizas
Baraja española
Oraculo de alfileres
Adivinacion con monedas
Angeles
Bola de cristal
Barajas de cartas
Tarot egipcio
Oraciones
Interpretacion Sueños
Tarot de Angeles y Santos
Como echar las cartas
Lectura Naipes
Test de Videncia
Horoscopo Maya
Horoscopo Celta
Oraculo
Calculadora Amor
Las cartas del tarot
Horoscopos
I Ching
Bioritmo
Vidas pasadas
Recetas magicas
Horoscopo chino
Numerologia
Cafeomancia
Tarot gitano
Tarot gratis
*Katrin Fritzsche Apartado de correos 22, 35100 San Bartolome de Tirajana, Las Palmas. El precio máximo de la llamada es de 1.21 euros minuto desde red fija y de 1.57 euros minuto desde red móvil, impuestos incluidos. Mayores de 18 años.






Copyright © 2004    All Rights Reserved   
www.consultacartas.com